La Junta se defiende y aclara que el informe sobre rodenticida "tenía información técnica interna"

TRIBUNA

También señala que en ningún caso influyó en la toma de decisiones adoptada.

Fuentes de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León han aclarado que el informe sobre la efectividad del uso de rodenticida contra el topillo campesino solicitado por SEO/BirdLife contenía "información técnica interna", motivo por el cual no fue facilitado a esta organización conservacionista, si bien ha recalcado que dicho documento "no influyó en la toma de decisiones".

  

Así lo han señalado dichas fuentes a Europa Press, al tiempo que han recordado que todas las medidas adoptadas al respecto por el Ejecutivo regional "están avaladas" por un comité científico en el que está representada "toda la comunidad científica de Castilla y León".

  

De esta forma ha respondido la Consejería a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) hecha pública este viernes por SEO/BirdLife en la que se obliga a la Junta a entregar a la organización ecologista el informe requerido.

  

Tal como subrayó SEO/BirdLife, el informe "podría revelar la ineficacia" del uso de este producto químico para la contención de las plagas de este roedor. Sin embargo, la Consejería ha puntualizado que donde se ha aplicado el producto químico "sí se ha constatado una reducción de las poblaciones de topillos".

  

En cuanto a las críticas de SEO/BirdLife y otras ONG conservacionistas acerca del "oscurantismo" de la Consejería en la campaña de uso de rodenticida, ésta ha negado "falta de transparencia" y ha asegurado que sus recomendaciones acerca del uso del producto químico han sido públicas "en todo momento" a través de los medios de comunicación y de las juntas agropecuarias locales.

  

Asimismo, dichas fuentes han advertido de que todas estas recomendaciones, incluida la quema de rastrojos o el removido de tierras, contaron con un "soporte administrativo" que las respaldaron.

  

Por último, han desmentido las cifras de SEO/BirdLife sobre rodenticida utilizado, que apuntaban a 144 toneladas, y han rebajado este número a 434 gramos, los cuales se aplicaron de forma diluida entre un total de 8.696 kilos de producto mezclado.