La Junta reforma la travesía de Olivares de Duero con un presupuesto de 474.173 euros

La Junta de Castilla y León está acometiendo la reforma de la travesía de Olivares de Duero, dentro de las obras de mejora de la carretera VA-104 desde Quintanilla de Onésimo a Villafuerte, con una inversión prevista de 474.100 euros, según informaron fuentes de la Administración regional.

Precisamente, el delegado de la Junta, Pablo Trillo, ha visitado hoy Olivares para comprobar el estado de las obras de mejora de plataforma y firme de dicha travesía incluida en el proyecto que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente está realizando en la carretera VA-104 desde Quintanilla de Onésimo a Villafuerte. Esta previsto que la actuación en la travesía concluya en junio y las obras de toda la carretera en septiembre.

 

La reforma de la travesía afecta a un tramo de 1.450 metros de la carretera, en el que también se ha incluido un pequeño tramo del que es titular la Diputación, y consiste en la renovación de las aceras y afirmado y reforzado de la calzada aumentando su espesor en cuatro centímetros.

 

Se ha instalado también un nuevo colector de aguas pluviales en toda la margen izquierda y se ha realizado una nueva canalización en la margen derecha para que el Ayuntamiento pueda soterrar toda la red de alumbrado público.

 

La Junta de Castilla y León inició el verano pasado las obras de mejora de la plataforma y el firme de la carretera VA-104, en el tramo de 16 kilómetros que une las localidades de Quintanilla de Onésimo y Villafuerte y transcurre por Olivares de Duero y Castrillo-Tejeriego. Las obras están financiadas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y se adjudicaron a la UTE Extraco-Misturas-Batán Arenal con un presupuesto total de 2.773.165 euros.

 

ELIMINACIÓN DE CURVAS Y DESNIVELES

 

El proyecto mejorará el trazado actual eliminando curvas y desniveles pronunciados y aumentando la anchura de la plataforma, con lo que se conseguirá mejorar las condiciones de circulación, se evitarán restricciones de velocidad y se aumentará la seguridad del tránsito rodado.

 

La reforma de la carretera no solo beneficiará a las localidades por los que transcurre, sino que mejorará y facilitará la comunicación de los municipios con todo el valle del Duero, a través de Quintanilla y Olivares, y con la capital. También está prevista la mejora de la travesía de Castrillo-Tejeriego.

 

La actuación permitirá suprimir los elementos de las curvas actuales de menor radio, que no cumplen la velocidad de proyecto de 60 km/h, y las pendientes y peraltes. Las condiciones funcionales del nuevo tramo tendrán una sección tipo 6/7 con carriles de 3 metros y arcenes de 0,50 metros y un radio mínimo de 130 metros en curvas, con peraltes máximos del 7%.

 

En cuanto al firme, por motivos constructivos y de optimización económica, se acometerá una única solución, reciclando toda la calzada y extendiendo sobre el reciclado una única capa de 5 centímetros de espesor. En las zonas en variantes, se sustituirá este reciclado por suelocemento. Igualmente se acondicionarán las intersecciones con los accesos y carreteras existentes, así como se ejecutarán obras en las travesías de Olivares de Duero y Castrillo-Tejeriego, en aceras y tuberías de saneamiento de aguas pluviales.

 

Se completa el proyecto con el drenaje longitudinal y transversal, la señalización, balizamiento y defensas, y el resto de actuaciones necesarias para la correcta ejecución de las obras.  

 

El delegado de la Junta ha recorrido el tramo en obras de la travesía junto a la alcaldesa de Olivares de Duero, Dionisia Lázaro, con quien también mantuvo una reunión de trabajo para conocer las necesidades y proyectos del municipio. En este sentido, la alcaldesa informó de la solicitud que se está tramitando para la declaración de un ARI que englobaría a Olivares de Duero, Castrillo-Tejeriego y Villavaquerín.