La Junta prevé mantener el ritmo inversor en el Clínico para el año 2014

Exterior del hospital Clínico Universitario de Valladolid. BORIS GARCÍA

La consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ultima los cálculos sobre la inversión posible para 2014, pero a falta de cifras ya ha fijado la premisa de mantener el actual ritmo de avance de las obras en el Clínico de Valladolid, que será prioritario como los complejos de Zamora y Salamanca.

La consejería de Sanidad está ultimando la partida de inversiones para el próximo 2014. Sobre la base de que el complejo de Salamanca se llevará buena parte de la capacidad inversora de la consejería (más de 21 millones de euros), el objetivo es mantener el ritmo inversor en las otras grandes infraestructuras: Zamora y Valladolid. Para el complejo vallisoletano, fuentes de la consejería aseguran que se mantendrán los planes que permitirán mantener el ritmo inversor y de avance de las obras. Así lo ha confirmado el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, en una visita en Salamanca donde ha asegurado que confía en poder mantener el ritmo inversor que permite avanzar hacia la finalización de la obra. El consejero ya está trabajando en la distribución del gasto de su cartera para el próximo año tras recibir el primer avance de la disponibilidad para sanidad y salud, una de las prioridades de la Junta de Castilla y León. En el plazo de quince días podría conocerse un primer borrador de partidas.

 

Lo que no se recuperará, de momento, es el plan de infraestructuras menores, los centros de salud que está previsto renovar, reformar o hacer de nueva construcción. El anterior plan tuvo que ser suspendido por las dificultades presupuestarias, ya que la consejería prefiere asegurar la calidad de la atención y el mantenimiento del empleo y de la dotación de profesionales. De hecho, la primera partida que se tendrá en cuenta para el funcionamiento de la consejería el próximo año es la de gasto de personal y funcionamiento.