La Junta pide disculpas por los problemas de Medora y encarga una auditoría para buscar soluciones

El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, ha pedido disculpas a los ciudadanos por los problemas que ha generado el sistema informático de gestión sanitaria Medora y ha encargado una auditoría para buscar la "mejor solución".

En concreto, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero ha recordado que ayer, cuando se "colgó" el sistema, tenían cita 79.000 ciudadanos y se atendió a 58.000. Así, ha asegurado que el problema principal de Medora es la acumulación de datos que provoca que a veces se bloquee, algo que, como ha reseñado, "pasa en muchas empresas".

Ante esta situación la Junta ha decidido encargar una auditoría a Microsoft y Oracle para "buscar la mejor solución" a los fallos, que puede pasar por solventar errores puntuales o cambiar todo el sistema. En el caso de que se deba optar por la última fórmula esto podría provocar un retraso en la aplicación de la receta electrónica.

"A veces, en los sistemas con más carga, pueden ocurrir estos problemas", ha concluido.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, se ha referido a las críticas del Colegio de Ingenieros en Informática de Castilla y León que apuntan a una "constante" falta de presupuesto como responsable del fallo de Medora para negar cualquier restricción en la aportación de recursos al sistema.

Sáez Aguado, que ha participado en el XVI Congreso de la Asociación Española de Gestión de Riesgos Sanitarios (Aegris) celebrado en Valladolid, ha considerado "contradictorios" los ataques a Medora, ya que mientras se critica la falta de presupuesto "otros acusan a la Consejería de realizar un gasto excesivo" en el mismo.

El consejero ha achacado los fallos registrados a problemas en su propia arquitectura, dado que en los años que lleva en funcionamiento se han incorporado nuevas funcionalidades que han afectado a su estructura y que llevan ahora a plantear "una recapitulación" de las mismas que espera definirse tras la auditoría global encargada.