La Junta muestra su apoyo a la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados en su 40 aniversario

Pablo Trillo y el presidente de ARVA, Julián Rodríguez.

El delegado territorial de la Junta, Pablo Trillo-Figueroa, ha visitado esta mañana la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Valladolid (ARVA), que desde 1973 lucha contra el consumo excesivo y continuado de bebidas alcohólicas. 

El delegado territorial de la Junta, Pablo Trillo-Figueroa, ha mostrado su apoyo a la labor que viene realizando la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Valladolid (ARVA), que desde 1973 lucha contra el consumo excesivo y continuado de bebidas alcohólicas. Pablo Trillo-Figueroa ha visitado esta mañana la sede de esta asociación y se ha entrevistado con su presidente, Julián Rodríguez, y miembros de su junta directiva.

 

El presidente de la asociación ha informado al delegado de la Junta de los actos que los días 18 y 19 de mayo tienen previsto organizar en conmemoración del 40 aniversario de su creación. Fiel a su estilo y tradición, ARVA pretende celebrarlos de una manera pública, con actos en el corazón de la ciudad que van a incidir en el doble objetivo de cercanía y atención a los alcohólicos, familiares y allegados, y por otra parte, en las novedades y actualizaciones científicas en materia de tratamiento y la coordinación con las otras entidades.

 

La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Valladolid, que desde su fundación ha atendido a más de 3.500 pacientes, forma parte de la Red de atención al drogodependiente que tutela y coordina el Comisionado Regional para la Droga, dependiente de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades.

 

Esta red está estructurada en tres niveles y ARVA, como centro específico del primer nivel, atiende la detección, captación, motivación y derivación de casos. Desde 2009 a 2012, ARVA ha recibido más de 240.000 euros de ayudas de la Junta de Castilla y León para la financiación de sus actividades.

 

ARVA es una de las asociaciones más veteranas en el tratamiento y atención de adictos y de las de mayor presencia pública y ciudadana en todo tipo de manifestaciones y actividades. Este intento de cercanía y presencia ha sido una constante de ARVA en su vida como asociación y en los últimos años ha culminado en acciones como el concurso nacional de cortometrajes cinematográficos, que se va imponiendo en cada edición como un referente en la materia.