La Junta limita a 16 el número de festivos de apertura de comercio y frena la liberalización total

La Junta de Castilla y León ha anunciado que las grandes superficies podrán abrir un máximo de 16 domingos y festivos al año, lo que termina con la liberalización total que habían pedido algunas localidades como Salamanca. La oposición del pequeño comercio, clave.

La Junta de Castilla y León llegó en la noche del miércoles, 16 de octubre, a un acuerdo con los municipios que habían pedido la declaración de zona de gran afluencia turística para limitar la aplicación de la liberalización total de horarios y calendario de comercio. Estas declaraciones abrían la puerta a que se pudiera abrir sin límite en las grandes superficies, pero a la hora de aplicar la normativa nacional, la administración regional ha introducido este límite.

 

El motivo reside en la oposición de las asociaciones que agrupan y representan a los empresarios del comercio tradicional, como Azeco en Zamora. Todas se opusiero frontalmente porque consideran que abrir todos los días no aumentará las ventas, dada la crisis de consumo evidente que sufre el país. Por contra, sí pondría en una situación de competencia inasumible frente a las grandes superficies, que sí tienen medios y personal para abrir.

 

El pasado día 30 de septiembre, Valladolid (con una petición de un gran almacén), Salamanca (impulsada por el propio Ayuntamiento en contra de la opinión de los comerciantes), Arroyo de la Encomienda, Golmayo, Santa Marta y Carbajosa habían solicitado una de estas declaraciones de zona de gran afluencia turística, que en todos los casos perseguían permitir la apertura total de las grandes superficies que se asientan en estos municipios. La patronal del comercio, Conferco, mostró su oposición, al igual que el Ayuntamiento de Valladolid en la figura de León de la Riva, que considera innecesario ampliar las aperturas.

 

En el lado contrario, el Ayuntamiento de Salamanca, que tomó la decisión sin contar con la opinión de la patronal Aesco, y que forzó a las vecinas localidades de Santa Marta y Carbajosa y pedir a su vez lo mismo para no dejar a los centros comerciales, fundamentales para el empleo en estos municipios del alfoz salmantino, en inferioridad de condiciones. En Zamora, Azeco se negó a adoptar ninguna zona de gran afluencia turística y el Ayuntamiento de Rosa Valdeón, tras consultar al sector, decidió no pedirla.

 

Ante esta situación, el consejero de Economía, Tomás Villanueva, lamentó la falta de diálogo observado en casos como este y abrió una ronda de contactos para equilibrar la decisión final y acompasar los intereses de pequeño y gran comercio. Estos llegaron a un acuerdo sobre los días de apertura, ya que ni la gran distribución quiere abrir permantemente. Y ayer el consejero pulió el acuerdo con los municipios, a los que se anunció que el límite de apertura sería de 16 días.

Noticias relacionadas