La Junta ha inventariado ya más del 70 por ciento de pistas y caminos forestales de Castilla y León

Tiene el objetivo de mejorar el conocimiento de los montes y facilitar el trabajo de los medios de extinción de incendios forestales y otros trabajos en los montes.

El director general de Medio Natural, José Ángel Arranz, ha presentado esta mañana el Programa e Inventario de los Caminos y Pistas Forestales de la Junta de Castilla y León. Se trata de una iniciativa que se pretende culminar en el año 2015 y que tiene como principal objetivo facilitar el acceso a nuestros montes y un adecuado uso del aprovechamiento y conservación así como facilitar el trabajo de los medios de extinción de incendios forestales y el desarrollo de otros trabajos de conservación y aprovechamiento que se llevan a cabo en los montes. Esta actuación se ha llevado a cabo gracias al trabajo de los técnicos y agentes medioambientales de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente utilizando las nuevas tecnologías, y constituye un trabajo pionero en el conjunto de España. 

 

La mayor red de caminos y pistas forestales de España y una de las mayores de Europa

Castilla y León cuenta con una amplia red de caminos y pistas forestales. El total de caminos estimado para Castilla y León es de más de 250.000 kilómetros, casi una cuarta parte del conjunto nacional, y de ellos más del 40 %, en torno a 120.000 kilómetros, atraviesan o dan servicio a terrenos forestales.

 

La red de caminos y pistas forestales constituye una red de importancia vital para la gestión y aprovechamiento de nuestros montes y para favorecer la mejora en las tareas de extinción de incendios forestales, pero además es un auténtico elemento vertebrador del territorio. En ella se incluyen desde caminos históricos de comunicación entre pueblos o de acceso a diversos predios, hasta vías de uso regulado que soportan un intenso uso público en los espacios protegidos, pasando por numerosas pistas concebidas para la gestión del monte y cuyo uso está restringido por la legislación nacional en la materia. Se está ejecutando un programa que está permitiendo inventariar estas infraestructuras viarias y que está previsto culminar en el año 2015.

 

Mejora del sistema de información para aprovechamientos y extinción de incendios

La Junta de Castilla y León ha inventariado hasta este momento más del 70 % del total de caminos y pistas forestales de nuestra Comunidad, en concreto, 87.765 kilómetros.

 

Después de una experiencia inicial en la que se contó con empresas privadas, la Dirección General del Medio Natural decidió en 2008 internalizar al máximo el trabajo, con el objeto de economizar costes y optimizar el uso de los medios propios de la administración. Para ello se ha contado con la colaboración de los agentes medioambientales de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente que están realizando el trabajo de campo, así como el de otros técnicos forestales de la Consejería, fundamentalmente los expertos en sistemas de información geográfica. Para la coordinación general del trabajo y el análisis de datos se ha contado con la Fundación Cesefor, que ha conseguido financiación de proyectos nacionales y se ha encargado también de formar a los agentes en una matera tan específica. Para hacerse una idea de la magnitud del proceso basta decir que se han organizado más de 100 jornadas en las que se han utilizado más de 12.000 mapas.

 

Los trabajos de recogida de datos ya se han iniciado en el 85 % del territorio forestal. El inventario se ha completado totalmente en 3 provincias (Soria: 14.333 km; Segovia: 10.461 km y Palencia: 8.742 km), y en otras 3 (Zamora, León y Valladolid) ya se ha completado en más de la mitad de su superficie; otras de las principales zonas forestales de las restantes, como toda la sierra salmantina, el valle del Tiétar o el norte de Burgos y Neila también están cubiertas. En total se han completado 53 comarcas forestales, lo que supone ya dos terceras partes del territorio regional. En ellas los técnicos y agentes ya cuentan la cartografía detallada que resulta del inventario, para un mejor cumplimiento de su labor. En el resto del territorio continúan los trabajos del inventario, que se espera completar en 2015 y que está siendo sufragado por los propios Fondos de Mejora que resultan de los aprovechamientos en los montes de utilidad pública que cogestiona la Consejería de Fomento y Medio Ambiente con las entidades propietarias.

 

En concreto, se han recogido ya datos en 87.765 kilómetros de pistas, considerándose completo ya el inventario digital en 64.599 kilómetros, en los que se han identificado y caracterizado más de 90.000 tramos de características diferenciadas y más de 50.000 equipamientos (señales, barreras, pasos de agua, etc.). Recabar esta información es esencial para que el inventario pueda tener aplicaciones específicas para el acceso de medios de extinción a un incendio forestal, por ejemplo, y es lo que hace de este inventario algo diferente a lo que puede existir en cualquier otra parte de España, con la garantía de que los datos han sido recogidos por los principales usuarios de las pistas y los mejores conocedores del monte. Este trabajo permite estimar el conjunto de pistas y caminos forestales de Castilla y León en unos 120.000 kilómetros; a ellos se sumarían los de los medios agrícolas para configurar una red total que las estimaciones permiten elevar por encima de los 250.000 kilómetros, del orden de una cuarta parte del total nacional.

 

Los datos de la red están siendo informatizados, lo que permite disponer de un sistema multiplataforma, ahora en pruebas, utilizando tabletas digitales con GPS de las que en un futuro dispondrán nuestros equipos de extinción de incendios facilitando el sistema de información en extinción. Este conjunto de herramientas permitirá utilidades tan variadas como calcular el recorrido a un incendio más adecuado a cada tipo de medio terrestre, prever más ajustadamente sus tiempos de llegada, precisar localizaciones de espera más adecuadas, optimizar los itinerarios de saca de madera, priorizar las inversiones en mejora o mantenimiento, o diseñar las rutas aptas para tránsito público que mejor se ajusten a las condiciones de buena transitabilidad o bajo riesgo para la conservación.