Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La Junta garantiza la calidad del servicio de comedores escolares de León y Segovia tras detectarse gusanos en los menús

Comedor social de la Diputación de Zamora.

Lanza un mensaje de tranquilidad a los padres y les invita a visitar las cocinas centrales de la concesionaria. 

 

 La Junta de Castilla y León ha garantizado la calidad del servicio de comedores escolares tras detectarse hace unos días larvas de gorgojo en la sopa suministrada en seis colegios públicos de la Comunidad, cinco de ellos de León y uno de Segovia.

 

El delegado territorial en Segovia, Javier López-Escobar, ha calificado este miércoles como "incidente pequeño y puntual" estos hechos, que afectaron a los centros Antonio Valbuena, el Trepalio de Trobajo del Camino, el CRA de Riaño y en el centro Las Cañadas, en Trescasas (Segovia), así como en los colegios de la capital leonesa La Palomera y González de Lama, donde el caldo no se llegó a servir.

 

López-Escobar ha recordado que el alimento no llegó a ser ingerido por los alumnos y que, en el caso de que lo hubieran hecho, tampoco hubiera supuesto un riesgo para su salud.

 

Según aseguró la empresa concesionaria del servicio, Serunión, las larvas proceden de una partida de pasta envasada en un paquete de cinco kilogramos, cuya fecha de caducidad era de 30 de noviembre de 2016.

 

No obstante, tanto la compañía como la Junta han puesto en marcha iniciativas para determinar el origen concreto.  López-Escobar ha explicado que, en cuanto se conoció el caso, la Administración regional inició una investigación doble.

 

Por una parte, desde la Consejería de Educación, a través de la cual un perito especialista verificará todo el procedimiento vinculado a la exigencia de calidad que la Junta hacemos a las empresas con las que trabajo. Por otra, desde la Consejería de Sanidad, que ya ha recibido las muestras de las larvas para su estudio.

 

Además, una auditoria externa comprobará que la investigación se lleva a cabo de modo correcto, así como evaluará la trazabilidad de los alimentos, lo que permitirá con seguridad constatar el origen de los gorgojos.

 

"Actualmente, tanto la normativa como la tecnología permiten ver todo el camino que recorre un  alimento desde que se recolecta hasta que se elabora y llega a la mesa. Todo se verificará para ver dónde se ha producido esta contaminación, que no es no peligrosa.", ha incidido el responsable autonómico, quien ha reiterado que el servicio cuenta con todas las garantías y que continúa funcionando con normalidad.

 

Incluso, ha afirmado que las encuestas sobre calidad realizadas por la Consejería en los centros afectados han arrojado resultados "muy positivos" y que hay "un alto nivel satisfacción" sobre la alimentación habitual de los niños.

 

De comprobarse que hubiera incurrido en una negligencia grave, la empresa incluso tendría que cerrar sus puertas. No obstante, López-Escobar ha insistido en que el problema derivaba de un lote concreto y que no hay una situación anómala general, por lo que la calidad está asegurada. Asimismo, ha descartado que los hechos tengan algo que ver con la sustitución de las cocinas de los centros por el servicio de catering.

 

INFORMACIÓN A LOS PADRES

 

A través de una carta enviada hoy mismo desde la Dirección General de Política Educativa, la Junta explica con detalle a los padres lo que ha ocurrido, así como las medidas en marcha para abordar el problema e impedir que se repita en el futuro.

 

De cualquier forma, el delegado en Segovia, que ha querido transmitir tranquilidad, ha advertido de que se darán cuantas explicaciones sean necesarias si la información que les llega no es suficiente. En este sentido, ha recordado que existe una invitación para que los padres puedan ir a visitar las cocinas centrales de la empresa concesionaria, con el fin de que puedan conocer el lugar donde se elabora la comida de sus hijos e incluso probarla.