La Junta exigirá los fondos de Desarrollo Rural al gobierno con "voluntad para el diálogo"

Se trata de unos fondos que afectan a un gran número de agricultores y ganaderos de Castilla y León que necesitan liquidez en sus cuentas.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha manifestado que exigirá al Ejecutivo central el pago de la deuda pendiente correspondientes a la financiación de los Programas de Desarrollo Rural, desde una voluntad "máxima" de acuerdo y diálogo.

  

Según ha explicado, se trata de unos fondos que afectan a un gran número de agricultores y ganaderos de Castilla y León que necesitan liquidez en sus cuentas, por lo que su postura será reivindicativa ante la Administración central.

  

En este contexto, ha señalado que el próximo martes día 11 se celebrará un Consejo Regional Agrario para informar a sus representantes, a las organizaciones profesionales agrarias, de la situación en la que en estos momentos la financiación de los Programas de Desarrollo Rural y la intención de la Junta de resolver el problema.

  

Al ser preguntada si la relación con el Ministerio  de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente está "tocada" en estos momentos, ha expresado que las relaciones entre las administraciones tienen que ser "de lealtad" para dar soluciones y respuestas a los ciudadanos.

  

"Esa tiene que ser nuestra relación y esa es mi relación con el Ministerio", ha recalcado y ha agregado que su labor es de representación pública, mientras que el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, tiene el papel de máximo responsable del Gobierno autonómico y conoce "desde el primer momento" la situación de los pagos, el trabajo desarrollado desde hace meses para alcanzar una solución e intervendrá "si es necesario".

 

PAPEL DE LA CONSEJERÍA

 

Ante la posibilidad de que dichos fondos no sean abonados y los trabajadores del campo decidan salir a la calle como protesta, Clemente ha considerado que el papel de la Consejería en ese caso debe de ser el de exigir el pago de la deuda, mientras que el papel de las organizaciones profesionales agrarias es la reivindicación y representación de los intereses de los agricultores y de los ganaderos. "Cada uno tenemos una responsabilidad, pero el papel siempre tiene que ceñirse al diálogo, porque si no es así no sirve para nada", ha agregado.

  

En cuanto a las relaciones actuales entre la Junta y el Ministerio de Agricultura, ha precisado que, al igual que con el resto de administraciones, la relación de la Consejería es institucional, ya que las relaciones personales "se dan en otro ámbito".

  

Silvia Clemente se ha pronunciado de este modo en el municipio leonés de Carracedelo, donde ha inaugurado la nueva sede de cinco consejos reguladores y marcas de garantía bercianas, un acto en el que ha estado acompañada por la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco y el alcalde de Carracedelo, Raúl Valcarce.