Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

La Junta establece las nuevas tarifas de ITV, que bajan y entrarán en vigor el 1 de enero

La Consejería de Economía y Empleo ha publicado en el Bocyl las nuevas tarifas de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), que suponen rebajas que llegan incluso a la mitad en el caso por ejemplo de las motocicletas, y que entrarán en vigor el 1 de enero de 2015.

La modificación de estas tarifas ya fue anunciada el pasado mes de octubre por el consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, durante su comparecencia en las Cortes de Castilla y León para presentar los presupuestos de su departamento.

 

Villanueva adelantó que la rebaja media sería de un 20 por ciento y que la reducción supondría un ahorro para los conductores de unos diez millones de euros. En su comparecencia justificó esta bajada en "ajustar a la coyuntura del momento" las condiciones de los servicios obligatorios que afectan a los ciudadanos de Castilla y León y llevar a cabo una revisión a la baja "para que su coste se equipare a la media del resto de España".

 

Castilla y León se encuentra hasta el momento entre las comunidades con los precios más altos para esta inspección obligatoria, por ejemplo en los vehículos diésel, según un reciente estudio de Facua-Consumidores en Acción, que también refleja que la Comunidad tiene los precios más altos en el caso de motocicletas y ciclomotores.

 

En concreto, según la resolución publicada en el Bocyl, el precio del componente de la inspección de seguridad --al que hay que sumar el de control de emisiones-- será de 12,34 euros para vehículos de categoría L (ciclomotores de dos o tres ruedas, motocicletas, vehículos de tres ruedas, cuadriciclos, etcétera); de 24,5 para vehículos de hasta 3.500 kilogramos; 32,32 para los que superen este peso y 24,5 para maquinaria agrícola. Estos precios no incluyen ni tasas ni impuestos.

 

Dentro de las inspecciones extraordinarias, la mecánica de vehículos ya matriculados procedentes del espacio económico europeo o de terceros países será de 95,13 euros y la de vehículos accidentados con daños importantes en sus elementos de seguridad ascenderá a 122,46 euros.

 

En cuanto al componente de control de emisiones, las tarifas establecidas serán de 6,24 euros para vehículos con control de emisiones catalizados; 12,35 para vehículos diesel de hasta 3.500 kilogramos y de 17,98 para los que superen este paso --sin tasas ni impuestos--.

 

La resolución recuerda que tanto en el caso de la tarifa de la inspección de seguridad como en la de control de emisiones se comprende una segunda inspección si la primera es desfavorable, siempre que se realice en el plazo indicado en el primer informe y sin que, en ningún caso, se superen los dos meses. Segundas inspecciones realizadas después de este plazo y sucesivas, en todo caso, devengarán una nueva tarifa.

 

En los casos en los que se pase únicamente una de las dos inspecciones, se cobrará únicamente el componente correspondiente de la tarifa.

 

INSPECCIÓN POR REFORMA

 

Por otra parte, en lo que se refiere a las tarifas en las inspecciones técnicas por reforma, serán, en el caso de las inspecciones por reforma sin la periódica la mitad del componente de la inspección de seguridad, siempre que por alcance normativo, la de seguridad no deba ser completa. Si por este motivo, la inspección es completa, se cobrará la totalidad e la tarifa.

 

Así las inspecciones por reforma para vehículos de categoría L será de 6,17 euros; vehículos de hasta 3.500 kilos 12,25 euros y 16,16 para los que superen este peso; 12,25 para la inspección de maquinaria agrícola; y por la gestión y trámite administrativo de la inspección especial se cobrarán 7,78 euros.

 

Si fuera necesario realizar, además, el control de emisiones, se añadirá el valor de la tarifa de esta cuestión. En todo caso en las inspecciones con reforma siempre se añadirá la tarifa de la gestión y trámite administrativo de la inspección especial.

 

Además, para el pesaje voluntario de vehículos solicitados por particulares, se establece una tarifa única de tres euros por vehículos.

 

La revisión o actualización de las tarifas, según se recoge, se podrá efectuar en el mes de diciembre de cada año por la Dirección General de Industria e Innovación Tecnológica previa solicitud "razonada" por parte de las empresas concesionarias, que presentarán un estudio económico justificativo de su propuesta con el objeto de mantener el equilibrio "económico-financiero" original de los contratos de concesión, en la consideración detallada de unos ingresos, gastos e inversiones, con un beneficio razonable y coherente por la prestación del servicio, los contratos firmados y el interés general.

 

La revisión o actualización de las tarifas podrá ser aplicable independiente a cada uno de los componente de la tarifa y también de manera individualizada a cada uno de los distintos tipos dentro de un componente.