La Junta espera descensos interanuales del paro registrado en los próximos meses

Tomás Villanueva ha asegurado que en los próximos meses se podrán ver los primeros descensos interanuales del paro registrado en Castilla y León, un dato que ha avanzado desde la "prudencia" y la "suma cautela".

Villanueva, que ha comparecido en la Comisión de Hacienda de las Cortes para presentar el proyecto de Presupuestos de su departamento para 2014, ha recordado que en el año 2013 se han experimentado descensos mensuales durante seis meses consecutivos (marzo-agosto), "de forma que se está desacelerando el aumento interanual" a lo que ha sumado otros datos favorables como el aumento trimestral de la ocupación en términos EPA.

El consejero ha significado la "evidente mejoría" de la economía española, hecho que ha definido como fin de la recesión o inicio de la recuperación, si bien ha reconocido que esa salida de la crisis se materializará a través de un "crecimiento débil" por un tiempo que impedirá que a corto plazo haya una rebaja sustancial del desempleo.

"2014 va a ser un año difícil desde el punto de vista del empleo", ha manifestado el consejero, quien, tras refrendar que el empleo es su "principal preocupación y ocupación", ha explicado que su departamento dedicará el próximo año cerca del 40 por ciento del presupuesto (587 millones de euros en total) a la ocupación de desempleados donde ha anunciado una actualización de las medidas de la Estrategia Integrada de Empleo para su concreción en el Plan de Estímulos al Crecimiento y al Empleo. Para todas las políticas de empleo se destinarán 230 millones de euros, de los cuales 168,9 millones de euros corresponden al Servicio Público de Empleo.

Materializar en 2014 la reforma y modernización del Ecyl donde se abrirá la colaboración público-privada, potenciar la atención personalizada tanto a los trabajadores como a las empresas y fomentar el autoempleo y la contratación por cuenta ajena son los principales objetivos de la Consejería para el próximo año.

Como medida complementaria, se mantiene la estrategia de evitar la pérdida de los puestos de trabajo, reduciendo los ERE extintivos y buscando fórmulas que no supongan la finalización de la relación laboral, a través de expedientes de carácter suspensivo o de reducción de jornada. Por otra parte, se fomentarán las posibilidades de ocupación para aquellos que no se incorporen de manera inmediata al mercado de trabajo.

PLAN EXTRAORDINARIO DE EMPLEO

Además, el departamento de Economía y Empleo prevé la puesta en marcha de un Plan Extraordinario de Empleo al que se destinarán 30 millones de euros, a los que se suman 90 millones de euros de recursos autónomos para políticas de empleo "lo que muestra la prioridad en materia de empleo de la Consejería".

En materia de Economía Social se modificará la Ley de Cooperativas para conseguir una reducción de obligaciones y cargas administrativas que faciliten su puesta en marcha y funcionamiento con el objetivo también de fortalecerlas en el tejido empresarial. Por otra parte, se destinarán más de 17,9 millones de euros al apoyo a los Centros Especiales de Empleo, lo que supone un incremento del 18,85% con respecto al año anterior, para garantizar la atención, durante toda la anualidad, del 50% del SMI en estos centros de trabajo. Se financiarán también las unidades de apoyo y se incorporarán cláusulas sociales en contratación pública, así como el modelo de 'Itinerarios para el empleo de personas con discapacidad intelectual' que podrán facilitar proyectos de vida personal para los jóvenes en situación de exclusión.

Tomás Villanueva ha apelado en todo momento por la prudencia y la perseverancia y ha apostado como clave de futuro por una corrección del sobredimensionamiento del sector de la construcción y por una mayor pujanza y mayor peso específico de la industria desde el "convencimiento" de que la realidad empírica ha demostrado que las naciones o regiones con un mayor peso de la industria son "más estables" y "notan menos las perturbaciones en la fase depresiva del ciclo".

APUESTA POR LA INDUSTRIA

En este sentido, ha reconocido que resulta "especialmente importante" diseñar una política industrial adecuada y a largo plazo y que en el caso de Castilla y León se basará en el III Acuerdo Marco para la Competitividad y la Innovación Industrial 2014-2017 en fase de elaboración con los agentes económicos y sociales.

Villanueva ha explicado a este respecto que la Ley de Industria, actualmente en fase de informe en el CES, obligará al Gobierno a presentar una estrategia de competitividad para el sector productivo regional.

Del mismo modo se ha comprometido a seguir desarrollando la Estrategia Regional del Vehículo Eléctrico para impulsar un desarrollo necesario dentro de un nuevo sector de transporte y actividad productiva.

El presupuesto contempla la implantación de un 'Sistema Regional de Innovación en Red' que a través de un modelo de colaboración público-privada servirá para multiplicar la eficiencia del presupuesto público y que, según ha augurado el consejero, provocará un incremento progresivo de la inversión global empresarial de Castilla y León en innovación tecnológica, "al igual que ha ocurrido con la Internacionalización, y todo ello a través de los servicios prestados".

Para todo ello se dispone de 76,8 millones de euros de los que 45 corresponden a capítulos puramente presupuestarios y el resto a capacidades de los instrumentos financieros regionales vinculados al presupuesto público al servicio de las políticas de competitividad.

 

No obstante, el consejero ha explicado que a estas cantidades podrán agregarse y una vez que se concrete el escenario financiero 2014-2020, parte de las capacidades perdidas en I+D que se han producido por la finalización del marco 2007-2013 "y por tanto, la eliminación de los esquemas de subvenciones a fondo perdido, teniendo en cuenta que el nuevo 'Horizonte 2020' incluirá más del 75% de los recursos para acciones de I+D+i".