La Junta destinará 14 millones para garantizar la renta de los ganaderos tras la desaparición de la cuota láctea

Silvia Clemente

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha participado este miércoles en la jornada Agrohorizonte 2020 dedica al sector lácteo y ha asegurado que la Junta destinará 14 millones de euros para garantizar la renta de los ganaderos de este sector tras la desaparición de las cuotas lácteas y la posible fluctuación de los precios.

Ese seguro, que está contemplado dentro del Programa de Desarrollo Rural, garantizará que los ganaderos puedan cubrir los costes de producción porque con la nueva situación tras la desaparición de la cuota láctea "se desconoce como se va a comportar el mercado y cómo se va a comportar la demanda interna", ha agregado Clemente.

La ausencia de cuotas, como se ha expuesto en la jornada 'Agrohorizonte 2020', motivará que sean imprescindibles instrumentos para la planificación y gestión del mercado lácteo, las organizaciones de productores e interprofesionales y la puesta en marcha de contratos.

La consejera ha destacado que en este sentido el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León establece una medida para incentivar la creación de agrupaciones y organizaciones de productores en el sector agrícola. La ayuda es un pago anual durante un periodo máximo de tres años y se priorizará al sector vacuno de leche con un límite de 50.000 euros en total.

Esta medida, ha agregado Clemente, "permitirá que el sector sea más fuerte" porque las organizaciones de ganaderos otorgaran a los productores de leche "mayor poder de negociación y precios mejores que cubran los costes de producción de la leche".

165 MILLONES EN INNOVACIÓN

A lo largo de la jornada se ha puesto de manifiesto el esfuerzo del sector en incrementar su productividad y competitividad ya que los ganaderos de Castilla y León han destinado, desde el año 2000, un total de 165 millones de euros en innovación tecnológica y modernización para lo que han recibido 88 millones de euros de fondos públicos.

Esta inversión, junto a la mejora genética, ha permitido conseguir que la producción media por explotación se sitúe en la Comunidad en 511 toneladas, frente a los 345 toneladas por explotación de la media nacional y los 236 tonelada por explotación de la Unión Europea.

Estas cifras suponen que las explotaciones de la Comunidad producen un 48 por ciento más de leche que la media de España, y doblan a la media europea, lo que sitúa al sector "en una gran posición con vistas a la desaparición de las cuotas, al estar bien estructurado y dimensionado con una mayoría de explotaciones con vocación de futuro", ha afirmado la consejera.

Las explotaciones de Castilla y León, en cuanto a dimensión están en cifras similares a las granjas holandesas, y superiores a las de Alemania o Francia, siendo las explotaciones danesas y del Reino Unido las explotaciones más dimensionadas de la UE.

Además de la inversión del propio sector, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha desarrollado diversas líneas de trabajo que buscan la mejora de la competitividad del sector del vacuno de leche, basada entre otros factores en la reducción de los costes de producción y en la optimización de los procesos de elaboración y la obtención de productos innovadores y de calidad.

En el periodo 2007-2015 se han desarrollado un total de cinco proyectos de investigación en materia de vacuno de leche y once proyectos de colaboración con empresas del sector que han contado con un apoyo público total de 1,2 millones de euros.

El apoyo del Gobierno autonómico, además de en el ámbito económico, se ha materializado en la transferencia de los conocimientos de las investigaciones para incrementar la su productividad.

De todos los proyectos, destaca el denominado 'Prospección, análisis y divulgación de medidas de ahorro y eficiencia energética en el sector vacuno de leche' que tiene el objetivo de aumentar la eficiencia energética de las explotaciones de vacuno a través de las medidas de ahorro energético para mejorar su competitividad.

La iniciativa ha consistido en desarrollar auditorías energéticas a las explotaciones para así describir el gasto energético y poder tomar medidas para su reducción.

El sector, en la Jornada Agrohorizonte, ha destacado que éste debe ser el camino, impulsar acciones para la puesta en práctica de todas aquellas innovaciones y adaptaciones que minimicen los impactos derivados de los factores como la disponibilidad de alimentos o el precio de la energía.