La Junta destina un millón para formar a desempleados con un compromiso de contratación

Este programa de formación profesional específica con compromiso de contratación se convoca en régimen de concesión directa y responde a las "necesidades que demandan las empresas" de Castilla y León.

La Consejería de Empleo ha convocado una línea de subvenciones dotada de un millón de euros para empresas que formen trabajadores desempleados con el compromiso de contratar, al menos, al 50 por ciento de los que se hayan cualificado, según ha informado la Junta en un comunicado recogido por Europa Press.

  

Este programa de formación profesional específica con compromiso de contratación se convoca en régimen de concesión directa y responde a las "necesidades que demandan las empresas", con objeto de ofrecer una formación "adecuada a los nuevos puestos de trabajo" en empresas instaladas o de nueva implantación en Castilla y León.

  

El objetivo prioritario de las acciones formativas es la "inserción laboral de los trabajadores desempleados" en aquellos empleos que requiere la actividad económica.

  

La duración de los contratos será de seis meses, si la jornada de trabajo es a tiempo completo, y de nueve o doce meses para jornadas de trabajo a tiempo parcial iguales o superiores al 50 por ciento. Además, las personas destinatarias "no deberán haber tenido vinculación laboral con la empresa beneficiaria" de la subvención ni con empresas o entidades vinculadas a la misma en el año inmediatamente anterior al inicio de la acción formativa.

  

Estas subvenciones, que se publicarán este lunes en el Bocyl, se desarrollan dentro de la Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad 2012-2015, cuyo objetivo es promover la "dinamización económica y la creación de empleo".

  

El presupuesto máximo de cada acción formativa es el resultado de distintos factores como el número de horas de formación y número de alumnos con compromiso de contratación, entre otros aspectos. Se subvencionará un máximo de 200 horas de formación, si bien "de forma excepcional" se podrán autorizar cursos de mayor duración.

  

En el último ejercicio este programa ha permitido la formación de 484 alumnos, de los cuales han sido contratados 357 desempleados, lo que implica un 73 por ciento de inserción.