La Junta destina 14 millones de euros para un seguro de rentas para los ganaderos de vacuno de leche

Castilla y León ha rebasado la cuota un 2 por ciento mientras que a nivel nacional el aumento se sitúa en el 4,46 por ciento.

 

SEGURO DE RENTAS

 

Respecto al sistema de seguro de rentas anunciado por la consejera, Pérez ha reconocido que se trata de una buena medida de la que aún falta por conocer la letra pequeña. Pérez ha aprovechado la ocasión para reclamar la regulación del sistema de contratos estables de, al menos, un año de duración y con un precio mínimo que de estabilidad a los ganaderos y ha cargado contra la "cierta voluntariedad" por la que aboga el Ministerio.

 

Del mismo modo, ha advertido de que la salida del sector no pasa sólo por el aumento de la producción sino por trabajar por rebajar los costes de producción ante el incremento del precio de la energía eléctrica o la falta de control de la materia prima como unos piensos "muy altos".

La Junta de Castilla y León destinará un total de 14 millones de euros para sufragar un seguro de renta de los ganaderos de vacuno de leche de la Comunidad Autónoma que se convocará "de inmediato" y que se ha concebido como una medida "excepcional, pionera y única" ante la previsible fluctuación de precios que derivará de la desaparición del tradicional sistema de cuotas, que expira el próximo 31 de marzo.

  

Así lo ha anunciado la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, tras la reunión este viernes de la Mesa Regional de la Leche de Vacuno en la que se ha analizado la situación actual del sector y las perspectivas de futuro ante la oportunidad que supondrá, a su juicio, la inminente liberalización del mercado de la leche de vacuno donde se aspira a incrementar la producción en un 30 por ciento a lo largo de los próximos años.

  

Tras reconocer que se trata de todo un reto para el sector ante el "drástico" y "radical" cambio del funcionamiento del mercado de la leche de vaca, Clemente se ha mostrado convencida de la "buena posición" y capacidad con la que parten las explotaciones de Castilla y León para afrontar esta liberalización de la producción por su modernización y mayor dimensionamiento --un 50 por ciento más productivas que en España--.

  

Dicho esto, ha admitido que no se sabe en qué términos o a qué precio se va a producir esa liberalización del mercado de la leche de vaca desde el convencimiento de que más producción "siempre" lleva consigo menor precio, el punto que "más preocupa" a la Junta de Castilla y León y por lo que ha diseñado esta medida "novedosa y única" en España para ayudar a los ganaderos a suscribir un seguro de rentas a partir de unos parámetros objetivos para que el que se baraja una caída de ingresos del 30 por ciento.

  

Clemente ha explicado que estos 14 millones de euros se han habilitado a través del Programa de Desarrollo Rural que ya ha recibido el visto bueno de Europa con el objetivo de sufragar "parte" de esos seguros para que sean económicos y asequibles para los ganaderos. Para ello, la Consejería sacará la convocatoria para la licitación pública "de forma inmediata" en el objetivo de conseguir "el mejor precio posible" de las aseguradoras que concurran.

  

Por otro lado y a falta de contabilizar los meses de enero, febrero y marzo, Silvia Clemente ha preferido lanzar un mensaje de confianza y de tranquilidad al sector convencida de que "todavía es posible" ajustar la producción al vigente sistema de cuotas -6,55 millones de toneladas en todo el país y 800.000 en Castilla y León-- y evitar así la consecuente multa donde Europa ha sido "inflexible" a los criterios de medición propuestos por España basados en el porcentaje de grasa.

 

Según sus datos, hasta estos momentos Castilla y León ha rebasado la cuota un 2 por ciento mientras que a nivel nacional el aumento se sitúa en el 4,46 por ciento, porcentaje al que se aplicaría una tasa láctea de 27,83 euros por cada cien kilos.

  

Por parte de las organizaciones profesionales agrarias, el coordinador regional de COAG e integrante de la Alianza por la Unidad del Campo, Aurelio Pérez, se ha mostrado convencido de que la multa "va a caer" al mismo tiempo que ha reivindicado que se reintegre el dinero que se gastaron los ganaderos de vacuno de leche para adquirir cupo, "las preferentes" del sector ganadero que podrían reclamarse en el ámbito jurídico.