La Junta destapa la desconexión entre Lactalis España y Francia en la crisis de Lauki

Isabel García Tejerina, en primer término.

La consejera de Agricultura confía en la palabra del número dos de la compañía, Michel Nalet, partidario de vender la planta frente al criterio español, contraria a esta opción para salvar la fábrica de Valladolid. 

Así lo ha puesto de manifiesto la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, tras conocer el contenido del último comunicado lanzado por Industrias Lácteas Vallisoletanas, que descartaba la venta, al contrario de lo que ayer trasladaron desde Francia los responsables de la compañía.

 

"Hay una desconexión absoluta entre Lactalis Francia y España: muchos datos dados ayer eran desconocidos por los responsables franceses", ha explicado la consejera antes de precisar que si bien se mostraron contrarios a revertir el cierre de la planta de Lauki, no ocurría lo mismo con la posibilidad de venta.

 

En este punto, ha recordado que en París les trasladaron la existencia de una oferta realizada por una empresa "sólida y solvente" en la que podían "confiar" pese a que la compañía no es partidaria de la vente de sus plantas.

 

"Mantenemos la interlocución y no tenemos por qué desconfiar de la palabra dada ayer (...). En la reunión de ayer se llegó al compromiso de abrir una vía de diálogo", ha insistido antes de reconocer que no entiende la "cerrazón" de los responsables de la compañía en España, a quienes, en su opinión, no les ha gustado que se les escuchara antes en París.

 

DECISIÓN "UNILATERAL" SIN MEDIR CONSECUENCIAS

 

Tras incidir en que hay motivos "más que suficientes" para asegurar la continuidad y competitividad de la planta de Lauki en Valladolid, la consejera de Agricultura y Ganadería ha lamentado que la decisión, tomada de manera "unilateral", se haya tomado sin medir las consecuencias.

 

Marcos se ha expresado en estos términos en una comparecencia ante los medios de comunicación junto a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina. En la misma línea, la ministra ha lamentado el contenido del comunicado remitido por Industrias Lácteas Vallisoletanas dado el "esfuerzo" hecho por todos ya que, como había explicado, ella ha realizado gestiones desde el Ministerio con el Gobierno francés para que Lactalis escuchara las razones por las que el cierre de la planta no es conveniente.

 

En este punto, García Tejerina ha reconocido que "ni siquiera" para el Ejecutivo francés fue "fácil" conseguir la apertura de la compañía para atender a las razones que se esgrimen desde la Comunidad.

Noticias relacionadas