La Junta declara el nivel de alerta en Castilla y León por riesgo de inundaciones

Segovia y León son las dos provincias con mayor riesgo por el temporal.

La Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León ha declarado la alerta ante el riesgo por inundaciones en Castilla y León (Inuncyl) debido a la situación de alarma y alerta en la que se encuentran en estos momentos varias estaciones de aforo de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y ante la previsión de que persistan las precipitaciones en las jornadas sucesivas y continúen los deshielos producidos por las altas temperaturas.

  

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, Francisco Javier López Escobar, de acuerdo al Plan de Protección Ante Riesgo por Inundaciones (Inuncyl) y con la colaboración de la Agencia de Protección Civil, ha informado a las localidades que podrían verse afectadas de que se encuentran en situación 1 de Inuncyl para que activen sus planes locales.

  

En concreto, se ha informado de la situación de alarma a trece localidades de la provincia de Segovia: Hontanares de Eresma, Valverde del Majano, Aldealengua de Santa maría, Languilla, Montejo de la Vega de la Serrezuela, Sepúlveda, Carrascal del Río, Cobos de Fuentidueña, San Miguel de Bernuy, Fuentidueña, Segovia, Palazuelos de Eresma y San Ildefonso.

  

Según la última información facilitada por la CHD, el río Duratón ha superado el nivel de alarma en la estación de Sepúlveda y sigue subiendo, mientras que el río Eresma ha superado su nivel de alarma en las estaciones de Valsaín, salida de Pontón Alto y Segovia y se mantiene estable.

  

Además, en estos momentos también se encuentra en situación de alerta el río Órbigo a su paso por Cebrones (León), el río Porma en la localidad leonesa de Camposolillo, el río Tuerto a su paso por San Félix de la Vega (León) y el río Riaza en la localidad segoviana de Languilla.

  

Hasta el momento se han producido desbordamientos en las localidades segovianas de San Ildefonso, Palazuelos de Eresma, Hontanares de Eresma y en Segovia capital. En ningún caso ha habido peligro para las personas.

  

Los incidentes que se han producido han sido inundaciones puntuales en estas zonas. En estos momentos todas las incidencias están siendo solucionadas, aunque se mantiene la alerta por si volvieran a registrarse más incidentes ya que los caudales permanecen altos.