La Junta de Cofradías plantea la creación de una 'carrera oficial' para todas las procesiones

Viernes de Dolores. Inicio de la Semana Santa 2013.

El nuevo presidente de la Semana Santa, Felipe Esteban, va a proponer un itinerario que sea común en algunas calles del centro para facilitar a visitantes y espectadores visionar las diferentes procesiones.

La Junta de Cofradías de Semana Santa de Valladolid estudiará la posibilidad de establecer una carrera oficial, con un recorrido establecido por alguna de las principales calles del centro de la ciudad, con el objeto de que todas las procesiones de la Pasión vallisoletana pudieran transcurrir por este lugar.

 

Así lo ha explicado a tribunavalladolid.com el nuevo presidente de la Junta de Cofradías de Valladolid, Felipe Esteban. No obstante, el nuevo mandatario de la Pasión vallisoletana es consciente de la “dificultad” del proyecto que consultará a las veinte cofradías que componen esta agrupación.

 

“Por el momento solo se trata de una idea que habrá que estudiar y poner encima de la mesa”, dice Felipe Esteban, que no ve “nada descabellado” el proyecto. “Sería bueno establecer un recorrido que pudiera, por ejemplo, abarcar la Plaza Mayor y la calle Ferrari para que así toda la gente que viene a visitarnos supiera que por allí pasan todas las procesiones, independientemente de la hora”.

 

Es el caso de Sevilla, donde existe una carrera oficial que discurre entre la plaza de la Campana y la catedral, lugar obligado por el que transcurren todas las procesiones y cofradías en su itinerario hacia el conocido templo metropolitano sevillano donde realizan su Estación de Penitencia.

 

Pero la gran problemática de la Semana Santa vallisoletana es que los recorridos de las diferentes cofradías difieren mucho entre sí, incluso algunos de ellos distan de la Plaza Mayor y de sus alrededores, como por ejemplo el desfile penitencial de La Piedad, en la noche del Miércoles Santo. Por este motivo sería necesario variar el itinerario de muchas de las procesiones vallisoletanas.

 

Aun así, Felipe Esteban cree que los beneficios serían muchos, especialmente a la hora de unificar un trayecto por el que discurrieran todos los pasos e incluso se podría aumentar el número de sillas que se ponen a la venta. Se aumentaría considerablemente el donativo recaudado, que es destinado a la amortización del pago de la hipoteca contraída para sufragar los gastos de la nave de pasos.

 

En este sentido, el nuevo presidente de la Junta de Cofradías cree que muchos de los esfuerzos de la junta directiva deben ir encaminados, precisamente, al pago de los 200.000 euros que aún restan de la infraestructura construida hace cuatro años para guardar algunos de los pasos, andas y otros enseres de las diferentes cofradías.

 

 

A corto plazo, Esteban cree que es necesaria una renovación de los estatutos del propio organismo que preside o la renovación de la megafonía que se instala en el recorrido de las procesiones, “muy obsoleta”. El máximo responsable de la Semana Santa vallisoletana pide a las cofradías más unión, a los hosteleros mayor implicación económica y a los vallisoletanos una mayor participación.

 

“Creo que sería bueno que en una ciudad de 320.000 habitantes hubiera mucho más de los 12.000 cofrades actuales”, dice Felipe Esteban, quien piensa necesario seguir trabajando con los niños y la juventud que “supone la auténtica cantera de nuestra Semana Santa”. Por último, el presidente advierte de que los que verdaderamente “mandan” en la Semana Santa vallisoletana son las veinte cofradías que la componen, “nosotros tan solo somos un mero órgano gestor”, antes de añadir que vería con buenos ojos la aparición de nuevas hermandades.