Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La Junta de Cofradías: “Los recorridos alternativos son la última opción para la procesión del Viernes Santo”

El presidente de la Junta de Cofradías, José Miguel Román, y el alcalde León de la Riva. J.P.

José Miguel Román, presidente de la Junta, asegura que “no hay que obsesionarse con el tiempo”, mientras que desde el Ayuntamiento de Valladolid se muestran partícipes de salir aunque llueva, “siempre dentro de la lógica”.

No hay mayor frustración para el ser humano que cuando le aparece un problema que no puede controlar, más o menos la cantinela que podría aplicarse para la posibilidad de lluvia en la procesión de Viernes Santo en Valladolid. En los últimos días había surgido la posibilidad de que las imágenes salieran cubiertas o se hicieran recorridos alternativos más cortos, algo que el presidente de la Junta de Cofradías, José Miguel Román ha catalogado como “posibles soluciones de última hora” y que se harían “en caso de extrema necesidad”.

 

“Las cofradías han estudiado hacer un recorrido alternativo, pero siempre y cuando la meteorología diera la posibilidad de poder hacerlo. Si el tiempo nos permite salir a la calle, se saldrá como cualquier otra procesión de las programadas. Si no se permite salir, no se saldrá”, ha comenzado Román, que ha reconocido cierta obsesión por la meteorología en las últimas ediciones.

 

 “No hay que vernos absortos en estas previsiones. Recuerdo hace años cuando era el secretario de la Junta de Cofradías el que miraba al tiempo y en función de lo que él dijera, se salía o no. Ahora nos obsesionamos, yo el primero. Si el año pasado en vez de mirar la previsión hubiéramos mirado a las nubes a lo mejor sí hubiéramos salido”. Cabe recordar que el año pasado, en Viernes Santo, se tomó la decisión de no salir por el riesgo de lluvia, aunque al final no cayó ni una sola gota en el tiempo que estaba previsto desfilar.

 

Pero volviendo al tema del recorrido alternativo, el presidente de la Junta quiso dejar claro que se trata de la última de las posibilidades. “Hay un recorrido previsto, que tenemos que terminar de ultimar con las cofradías, pero sería la última solución. Lo ideal por organización es poder hacer el itinerario aprobado, el normal. Lo otro serían soluciones de última hora”.

 

CON POCA LLUVIA

 

Por su parte el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, también ha dado su opinión al respecto. Después de incidir en las palabras de Román en las que pedía paciencia para saber antes el pronóstico meteorológico, se mostró partícipe de salir aunque llueva “siempre dentro de la lógica y si no diluvia”.

 

“Hay que recordar que estas esculturas se hacen para procesionar, lo cual no quiere decir que si cae el diluvio universal vayan a salir. La inmensa mayoría de las imágenes se han hecho para ello”, ha comenzado el primer edil.

 

“Recordemos el caso de la procesión del Cristo de la Caña, cuando cayeron unas gotas, le preguntaron al alcalde qué hacer y se secó la imagen con una toalla. Tampoco pasó absolutamente nada. Sonó a escándalo, como muchas cosas, pero no fue para tanto”.

 

En todo caso, De la Riva quiso dar una opción B si fuera imposible que saliera la procesión, “aunque Dios no lo quiera”. “Lo que venimos haciendo en los últimos años, coordinados con las cofradías e iglesias en las que se alojan las imágenes, es tenerlas abiertas un amplio horario para tratar de compensar a la gente que venga de fuera si hubiera que suspender. Locuras no pretende nadie, de todos modos”, concluyó el alcalde.

Noticias relacionadas