La Junta de Cofradías de Valladolid pone una nota de “nueve sobre diez” a la Semana Santa

El presidente de la Junta de Cofradías, Felipe Esteban, junto al alcalde, Óscar Puente. TRIBUNA

El presidente, Felipe Esteban, lamenta que se tuvieran que suspender tres procesiones pero se muestra optimista de cara al futuro por el continuo aumento de cofrades.

Casi perfecta, pero no del todo. Y es que a fin de cuentas la perfección es imposible, por lo que solo queda intentar rozarla lo máximo posible. En esas se ha encontrado la Junta de Cofradías de Valladolid una vez concluida la Semana Santa este Domingo de Resurrección, ya que el presidente, Felipe Esteban, no ha dudado en poner una nota de “nueve sobre diez” a estos días de Pasión.

 

¿Y cuál es ese detalle que ha impedido la nota redonda? “Hemos fallado por el tiempo, han fallado tres procesiones, el primer sábado la de las Cinco Yagas, el domingo el Cristo y ayer [por este Sábado Santo] el traslado el Yacente, pero por lo demás ha sido una Semana Santa buena”, prefería mostrarse optimista el máximo encargado de las cofradías de la ciudad, lo cual no le quitó de ver el lado contrario.

 

“No ha sido como la del año pasado, que fue insuperable, pero en términos generales se puede decir que ha sido buena, sí. Por las inclemencias del tiempo le bajaría un punto, le pondría un nueve sobre diez”, repitió. Y es que según Esteban, la afluencia de público ha sido la perfecta, con mucha gente pero sin alborotos.

 

“Ha estado todo bien, muy bien, pero ha faltado la guinda de que hayan salido todas las procesiones. Supongo que es solo en uno de cada diez años”, valoró. Una buena visión que parecen compartir el resto de cofrades de Valladolid, por cierto. “He hablado con los presidentes de la cofradías y también están satisfechos, quitando los dos que no han podido salir, pero ya lo han hecho en otras procesiones. Ojalá fueran todas como esta Semana Santa”.

 

FUTURO ASEGURADO

 

Pero no solo se trata de la Semana Santa que echa el telón, sino también de las venideras. “Las cofradías van en aumento, cada vez hay más cofrades, le veo un porvenir muy bueno a la Semana Santa de Valladolid”, arrancó con cierta sonrisa de alegría y satisfacción el presidente de las Cofradías.

 

“Hay mucho niño, que es lo principal, eso es lo que hay que fomentar, que no se pierda el entusiasmo, eso se debe infundir, el cariño a esta Semana Santa. Creo que va a más en cuestión de cofrades. De tallas ya no tenemos Gregorios Fernández ni Juan de Junis que las hagan, pero en cofradías estamos en alza”, bromeó Esteban, antes de lanzar un mensaje a las autoridades.

 

“Lo he comentado con ellos, a ver si podíamos mitigar la luz en algunos trayectos. Tapar los semáforos y las señales. Hay calles, por ejemplo en la Plaza Mayor, que si mitigáramos la luz...”, deja en el aire, dando a entender que supondría una clara mejora visual. “Se pueden hacer cosas”. Pero eso ya tendrá que ser el año que viene.

Noticias relacionadas