La Junta cumple la sentencia del Tribunal Constitucional y aprueba el CRT de Santovenia

El Consejo de Gobierno ha aprobado el proyecto regional del centro de tratamiento e instalación de eliminación de residuos peligrosos (Cetransa) de Santovenia de Pisuerga.

El Consejo de Gobierno ha aprobado el proyecto regional del centro de tratamiento e instalación de eliminación de residuos peligrosos (Cetransa) de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), con lo que cumple la sentencia del Tribunal Constitucional que consideraba "inadecuado" el instrumento legal empleado, ya que fue tramitado como Ley, mientras que, como ha informado la Junta, no aprecia defectos de carácter medioambiental, urbanístico o territorial ni otras cuestiones de fondo.

  

Así, como ha explicado el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, mediante este nuevo proyecto se establecen las condiciones de ordenación del centro con todas las instalaciones complementarias actuales y las previstas en el futuro teniendo en cuenta todas las condiciones territoriales y ambientales.

  

"Es un centro cuestionado desde que arrancó, esperamos que esta sea la aprobación definitiva, el centro es necesario para las industrias de Castilla y León y no creo que haya ya debate social en torno a la instalación", ha aseverado De Santiago-Juárez.

  

Así, ha informado de que el centro de tratamiento e instalación de eliminación de residuos peligrosos ubicado en Santovenia de Pisuerga da servicio a más de 500 empresas de diversos sectores como automoción, siderurgia, química, petroquímica, construcción, medio ambiente, transporte, energías renovables, entre otras.

 

El proyecto regional se ha tramitado conforme a la Ley10/1998, de 5 diciembre de Ordenación del Territorio de Castilla y León y a la Ley3/2001, de 3 de julio, del Gobierno y de la Administración de Castilla y León. El proceso de declaración de proyecto regional se inicia a solicitud de Cetransa y en cumplimiento de la sentencia de 4 de junio de 2013 del Tribunal Constitucional que anuló la declaración anterior por considerar inadecuado el instrumento legal empleado pero sin apreciar defectos de carácter ambiental, urbanístico o territorial ni otras cuestiones de fondo.

 

PROCESO PARTICIPATIVO

  

Como ha informado la Junta el proceso para llegar a la aprobación definitiva del proyecto regional ha sido participativo ya que "se ha consultado a todas las partes implicadas y se ha realizado conforme a la legislación vigente de carácter territorial y medioambiental".