Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La Junta culminará la rehabilitación del Puente Viejo de Mojados tras invertir 25.000 euros

El delegado territorial de la Junta en Valladolid, Pablo Trillo, ha visitado la localidad y ha destacado el "valor histórico" del Puente Viejo, construido en el siglo XVI.

La Junta de Castilla y León culminará esta semana las obras de rehabilitación del Puente Viejo de la localidad vallisoletana de Mojados, después de una inversión de 25.000 euros. Así lo ha anunciado este martes el delegado territorial de la Junta en Valladolid, Pablo Trillo, durante una visita al municipio.

  

La operación se ha dividido en seis fases y ha permitido perfeccionar los elementos de drenaje para evitar filtraciones en el puente, así como limpiar la vegetación que afectaba a la canalización de las aguas del río Cega.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, Trillo ha destacado el "valor histórico" del Puente Viejo, construido en piedra en el siglo XVI y dotado con seis arcos, y la importancia de solucionar "la serie de problemas que planteaba, eliminar todo riesgo de desbordamiento, conservar la propia naturaleza y tener en las mejores condiciones una vía de acceso muy transitada".

  

En su visita, Trillo ha estado acompañado por el primer edil del municipio, Pedro Villarreal, y el jefe del servicio territorial de Fomento, Félix Romanos, además de técnicos de la sección de carreteras de la Junta y operarios que están ejecutando la obra. Villarreal ha agradecido el esfuerzo de la Administración autonómica, que ha destinado 25.000 euros para esta actuación y prevé completarla con otros 7.000 euros el año próximo.

  

Los técnicos estiman que la operación finalice esta misma semana, puesto que ya está en la quinta fase de las seis que la conforman, la de construcción de dos rigolas en los bordes de la calzada. Una vez concluya, solo restará proceder al acondicionamiento, limpieza y reperfilado de la cuneta en el tramo que vierte aguas a la zona del puente.

 

Además, desde que hace dos semanas se inició la ejecución del proyecto, han sido limpiados los sumideros y canaletas de desagüe, eliminado la vegetación de los paramentos aguas arriba y abajo del puente, reconstruidos y reparados los tajamares y espolones y talado tres árboles de gran tamaño muy próximos al puente que amenazaban con una posible caída.

  

Para rematar la rehabilitación del enclave, la Junta de Castilla y León tiene previsto que para el próximo año se lleve a cabo un sellado con mortero de cemento con aditivos para la impermeabilización de todas las juntas entre sillares que forman los arcos. Esta actuación, cuyo coste aproximado se estima en 7.000 euros, debe esperar unos meses, puesto que primero ha de comprobarse que los elementos de drenaje funcionan adecuadamente y no existen filtraciones de agua por el cuerpo del puente.