La Junta convoca 1.278 plazas de enfermería y medicina en el primer semestre de 2016

El consejero de Sanidad, Sáez Aguado, ha confirmado que en el primer trimestre se lanzarían al menos 347 de enfermería, 200 de médicos de familia y "alguna más" de otras categorías.

 

"DIFÍCIL" LLEGAR A UN ACUERDO EXTRAJUDICIAL

  

En cuanto a la reclamación de Satse de negociar con el Ministerio de Hacienda para que se retire el recurso y pueda salir adelante la convocatoria suspendida, Sáez Aguado ha explicado que por parte de la Consejería hay "voluntad", pero ha recordado que el Gobierno de la nación ha manifestado su posición, por lo que, aunque ha asumido el compromiso de seguir las conversaciones, ve "difícil" llegar a un acuerdo extrajudicial.

  

Por otra parte, en cuanto a la posibilidad de que los opositores afectados por la suspensión de la convocatoria reclamen compensaciones a la Junta de Castilla y León ha matizado que el proceso se encuentra suspendido de manera cautelar, por lo que no se puede tomar otra decisión hasta que se pronuncie el TSJCyL.

  

Si lo hace en sentido favorable a la Junta de Castilla y León, ha señalado que se convocaría de nuevo el concurso de oposiciones, pero si es negativo "y alguien solicita una responsabilidad patrimonial", la Consejería lo estudiaría.

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio Sáez Aguado, se ha comprometido este 20 de noviembre con los sindicatos a convocar el próximo año 1.278 plazas correspondientes a lo ejercicios 2014 y 2015 de las cuales en el primer trimestre se lanzarían al menos 347 de enfermería, 200 de médicos de familia y "alguna más" de otras categorías.

  

Así lo ha explicado este viernes el consejero después de la reunión de la Mesa Sectorial de la Sanidad de Castilla y León, con representantes de los sindicatos CC.OO, UGT, Satse, CESM, CSI-F, USCAL y SAE después de que la convocatoria de oposiciones de enfermería cuyas pruebas se iban a celebrar este domingo, con un total de 554 plazas ofertadas, quedase suspendida cautelarmente por orden del Tribunal Superior de Justicia a raíz de un recurso presentado por la Administración General del Estado.

  

El consejero ha propuesto a los sindicatos un documento con varios puntos en el que se incluye el compromiso de convocar, a lo largo del primer semestre del próximo año un total de 1.278 plazas de medicina, enfermería, técnicos y otro personal de las convocatorias de 2014, 2015 y 2016. 

  

De ellas, ha aseverado que al menos 347 de enfermeras, 200 de médicos de familia y "alguna más" de otras categorías saldrían ya en los tres primeros meses del año.

  

Del total, además de estas 547 ya identificadas, se incluirían 244 de especialistas sanitarios, 125 de técnicos auxiliares y 363 de diferentes categorías como matronas, técnicos o administrativos. Para ello, la Consejería propondrá incluir en la Oferta Público de Empleo de 2016, que se aprobará previsiblemente en febrero del próximo año, compuesta por en torno a 682 plazas.

  

"Hemos llegado a esa consideración de que en el primer trimestre convocaremos esas plazas, acumulando ofertas, con lo que daremos esperanza a las personas que habían visto frustrada la preparación de esas oposiciones", ha subrayado el consejero.

  

La propuesta sobre estas convocatorias, según Aguado, ha sido "valorada positivamente" por los representantes sindicales, si bien ha matizado que habrá que concretarla en la próxima reunión. En todo caso, ha subrayado que las 1.276 plazas cumplirían los requisitos en los que se ha apoyado el Alto tribunal para anular la convocatoria cuyas pruebas se iban a celebrar este domingo.

  

No obstante, el consejero ha reconocido que pueden presentarse "recursos" en relación a los méritos del concurso o a las bases, tal y como los 190 que se han presentado "en los últimos años" sobre los procesos selectivos que ha sacado la Consejería. De ellos, ha explicado Sáez Aguado, sólo el 4 por ciento ha conllevado alguna modificación de las bases por sentencias favorables a los recurrentes.

  

El documento planteado a los sindicatos ha sido suscrito ya, según el consejero, por las organizaciones CESM, CSI-F, USCAL y SAE, mientras que CC.OO. y UGT "estaban de acuerdo pero querían hacer aportaciones" y sólo se ha opuesto el Sindicato de Enfermería Satse.

 

RECLAMAR UNA FLEXIBILIZACIÓN DE LA NORMATIVA

  

En este acuerdo se incluyen otros dos puntos en los que la Consejería de Sanidad se compromete a reclamar al Gobierno de la nación que surja de las Elecciones Generales del 20 de diciembre la modificación de la normativa para "flexibilizar los criterios de la oferta pública" con el fin de permitir que se pueda incluir en las oposiciones la cobertura de aquellas plazas ahora ocupadas por personal interino. En segundo lugar, se plantea trasladar la iniciativa a los Grupos Parlamentarios de las Cortes regionales para su consideración.

  

En opinión del consejero de Sanidad, que comparecerá este lunes en Comisión en las Cortes regionales para explicar esta problemática, la manera de "evitar los problemas de interpretación jurídica" es que en los Presupuestos Generales del Estado, cuando existan plazas ocupadas ya por interino "que ya generan gasto público" no exista limitación para su oferta en oposición.

  

Esa limitación existe actualmente vinculada a la estabilidad presupuestaria, pero a su juicio "no tiene sentido" porque la plaza ya genera un gasto al estar ocupada por un interino.

  

El consejero ha querido defender que si no se puede recuperar la convocatoria suspendida por el TSJ esas plazas "siguen existiendo" porque ya las ejerce personal interino, "profesionales que ya hacen su trabajo", por lo que "no se van a perder". Lo que, a juicio de Aguado, sí que ha supuesto la anulación de la convocatoria ha sido un "veto del paso de interinos" a titulares del puesto.