La Junta confirma la expansión del lobo con 1.600 ejemplares, 179 manadas y un 20% más territorio en toda la Comunidad

tres ejemplares de lobo.

La Junta de Castilla y León cifra en 179 las manadas y 1.600 ejemplares de lobo tras completar el último estudio de campo realizado entre 2012 y 2013. Son un 20% más que hace 10 años, la mayoría al Norte del Duero y han crecido especialmente en León y Zamora.

1.600 lobos en 179 manadas, distribuidas fundamentalmente al Norte del Duero, donde es especie cinegética, y con especial presencia en León, Palencia y Zamora; pero también al Sur del Duero, donde está protegida y ha aumentado un 26% el territorio en el que está presente. Este es el panorama de la presencia del lobo en Castilla y León según el estudio realizado por la Junta durante los años 2012 y 2013 y que se ha dado a conocer hoy.

 

Según los datos de la Junta, mantiene o aumenta su presencia en las nueve provincias de la Comundiad, pero es en Ávila, León, Segovia, Salamanca y Zamora donde más ha progresado su presencia. Su implantación es especialmente alta en las reservas de caza de León y Palencia y en Zamora, al Norte del Duero, donde es especie cinegética que se somete a cupos de caza; en el caso de Zamora, es muy notable su expansión, especialmente en la Sierra de la Culebra y Aliste, donde ha pasado de 15 a 18 manadas, y en la franaja biprovincial de Sanabria y Montes de León, donde ha pasado de 14 a 22 manadas.

 

Al Sur del Duero, donde no se puede cazar al estar protegida por la directiva europea, también ha aumentado notablemente su presencia. De hecho, han aparecido manadas en las estribaciones de Gredos en Ávila, en el sistema central, tanto en Ávila como en Segovia; y muy especialmente en las tierras entre Salamanca, Zamora y Valladolid, donde ha pasado de tres a ocho manadas; en Salamanca también hay manadas al Oeste, en la franja sur de los Arribes salmantinos.

 

El censo arroja un total de 179 manadas, lo que representa un incremento del 20 % con respecto al censo de 2001, de las que 152 corresponden al norte del río Duero (132 en el año 2001) y 27 manadas al sur del Duero (17 en 2001). La reproducción se ha confirmado en el 73 % de las manadas determinadas. Se calcula que, en época estival, y considerando tanto los ejemplares que componen las manadas como los solitarios, hay 1.600 lobos en Castilla y León.

 

Al sur del Duero, donde la especie está protegida por la Unión Europea, el área de distribución del lobo ha aumentado en un 26 % (260 cuadrículas con presencia de la especie frente a 208 en el censo del año 2001). Asimismo, el incremento de manadas respecto a 2001 es notable y ello supone que esta especie está en disposición para avanzar hacia el sur en su área de distribución.

 

Al norte del río Duero, la población del lobo también se incrementa de una forma especialmente próspera en el tercio norte (reservas regionales de caza en León y Palencia), en el oeste leonés y en la provincia de Zamora. En la franja más oriental de Castilla y León (alto Ebro y Sistema Ibérico en Burgos y Soria) los ejemplares mantienen pocos grupos familiares si se toma como referencia la buena calidad potencial del medio y la alta disponibilidad de alimento de la zona.

 

En lo que respecta a la zona centro de Castilla y León, meseta castellana y Tierra de Campos, el lobo está presente de forma homogénea, pese a que el informe apunta a un ligero descenso de la población potenciado por las limitaciones al depósito de carroñas establecidas por la Unión Europea tras la crisis de las vacas locas.

 

Por otra parte, hay que destacar que un buen número de manadas campean en cuadrículas limítrofes con otras regiones españolas y con Portugal, por lo que es esencial el censo nacional para evitar dobles conteos, tanto en las manadas detectadas en Castilla y León como en el resto de censos autonómicos.

 

En definitiva, y con los datos del censo de Castilla y León, el lobo atraviesa en líneas generales una situación favorable en cuanto a su estado de conservación, resultando esenciales las políticas que permiten compatibilizar la conservación de la especie con la actividad ganadera de la Comunidad.

Noticias relacionadas