Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

La Junta concederá hasta 260 euros para renovar calderas obsoletas

Estiman que puedan arreglar unas 900 calderas ante los peligros que suponen mantener una caldera obsoleta. 

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, y el vicepresidente de la Federación de Asociaciones Empresariales de Agua, Saneamiento, Gas, Calefacción, Climatización, Mantenimiento y Afines de castilla y León (Feincal), José Ignacio Carrasco, han acordado esta mañana la puesta en marcha de una campaña informativa dirigida a los consumidores de la Comunidad sobre las ventajas del Plan Renove de calderas y calentadores, además de recuperar subvenciones de hasta 260 euros para renovar calderas obsoletas.

 

La iniciativa pretende concienciar a los ciudadanos sobre los riesgos que corren al mantener en sus hogares instalaciones obsoletas o poco seguras e incentivar su sustitución con las ayudas.

 

Las subvenciones del Plan Renove están dirigidas a cualquier consumidor titular de una caldera o calentador domésticos individuales de gas atmosférico que reemplace estos aparatos por otros de condensación o estancos.

 

Hay que tener en cuenta que la utilización de equipos atmosféricos que no estén adecuadamente mantenidos pone en peligro la seguridad de las personas porque se pueden producir intoxicaciones por inhalación de monóxido de carbono que, en el peor de los casos, conduzcan a la muerte.

 

Este Plan busca también promover la sustitución de equipos por otros de tecnologías más eficientes, de manera que se obtenga la misma confortabilidad térmica ahorrando combustible y evitando emisiones contaminantes al medio ambiente.

 

El recambio de calderas atmosféricas por otras de condensación se financia con una ayuda de 200 euros, de los que cinco son aportados por Feincal. A esta cuantía se puede añadir otra de 20 euros por parte de empresas distribuidoras de gas y una partida adicional de 40 euros a cargo de determinados fabricantes. Sumados estos importes y tomando como referencia un equipo de precio medio, la subvención cubre hasta el 20 por ciento del coste.

 

Por su parte, la reposición de calentadores atmosféricos por otros de circuito estanco se incentiva con 150 euros, cinco sufragados por Feincal, a los que hay que sumar 20 euros aportados por compañías de distribución, por lo que la ayuda puede llegar a sufragar hasta el 34 % del desembolso efectuado por el usuario.

 

Para tener derecho a percibir estas ayudas, la renovación de equipamientos tiene que ser realizada por una empresa instaladora habilitada en el ámbito de las instalaciones térmicas y, en su caso, de gas, que se encargará de tramitar la documentación requerida normativamente.

 

La solicitud de las subvenciones debe dirigirse a Feincal, entidad sin ánimo de lucro que agrupa a más del 80 por ciento de las empresas del sector, y puede tramitarse por teléfono o presencialmente, a través de las oficinas de las asociaciones provinciales federadas de compañías instaladoras.

 

PREVISIÓN DE SUSTITUCIÓN DE 900 EQUIPOS

 

El plazo de solicitudes finaliza el 15 de octubre, aunque las ayudas financian las renovaciones de calderas y calentadores realizadas desde el pasado 1 de enero. La concesión se lleva a cabo por concurrencia competitiva hasta agotar presupuesto y la previsión es contribuir a la sustitución de 900 calderas y calentadores obsoletos.

 

La Consejería de Economía y Hacienda ha consignado 200.000 euros para financiar el Plan Renove 2016, una cuantía que ha concedido a Feincal mediante subvención directa para su gestión, con el objetivo de garantizar una tramitación más sencilla, rápida y eficiente al consumidor.

 

El hecho de que solo se incentive el recambio por calderas de condensación obedece a la nueva Directiva Europea sobre eficiencia energética, ErP/ELD, que entró en vigor el 26 de septiembre de 2015 y que impide fabricar e introducir en el mercado ningún equipo generador de calor, caldera o depósito de agua caliente sanitaria que no cumpla con la normativa respecto a criterios de rendimiento, eficiencia y calificación energética, entre otros.

 

La Junta retoma el Plan Renove que se desarrolló de forma ininterrumpida entre los años 2005 y 2011, periodo en el que apoyó con más de un millón de euros la sustitución de 7.149 calderas y 44 calentadores.

Noticias relacionadas