La Junta asegura que habrá trasplantes en la unidad de cardiología del Clínico y dice que hay más tratamientos

Exterior del hospital Clínico Universitario de Valladolid. BORIS GARCÍA

El portavoz del Gobierno regional José Antonio de Santiago-Juárez asegura que "habrá transplantes y que ningún momento se ha dicho que se iba a cerrar".

El portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, ha asegurado este jueves que habrá trasplantes en el Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid si bien ha insistido en la necesidad de buscar alianzas con otros hospitales para mantener "viva" esta unidad y garantizar la calidad de este servicio para lo que se necesitan, han recordado, ratio mínimos de intervenciones -unas 20-.

  

"Habrá trasplantes, en ningún momento se ha dicho que se iba a cerrar", ha aseverado el portavoz quien ha aprovechado la ocasión para recordar que el Servicio de Cardiología del Clínico de Valladolid no se dedica sólo a hacer trasplantes de corazón sino que atiende a muchos más pacientes que los trasplantados con muchos otros tratamientos y con una calidad "contrastada y reconocida".

  

El portavoz ha justificado el descenso de los trasplantes de corazón en el Clínico de Valladolid, entre otras cosas, a los avances de la medicina que han permitido que no todas las patologías cardiacas terminen en trasplante del órgano.

  

En este contexto, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, en el marco de la inauguración de un curso sobre trasplante, ha confirmado que hay reuniones de profesionales del Hospital Clínico de Valladolid y del Gregorio Marañón de Madrid que han permitido avanzar en algunas cuestiones, aunque otras están "pendientes".

 

MÁS PRÁCTICA DE LOS PROFESIONALES

  

El titular de Sanidad ha aclarado que se persigue mantener el programa en Valladolid pero a la vez que se haga en las mejores condiciones de calidad y seguridad, por lo que los profesionales que se encargan de esta cirugía podrían practicar trasplantes en otros hospitales como el Gregorio Marañón y viceversa.

  

De esta forma, desde el punto de vista de su actualización y del día a día, habría mayores garantías porque, aún siendo muy buenos profesionales, harían con mayor periodicidad trasplantes cardiacos en Valladolid u otros sitios.

  

"No nos vamos a obsesionar con mantener un programa si los resultados no van a ser buenos por el escaso número de pacientes, pero a la vez se quiere mantener con la alianza con otro hospital para mantener ese programa, la técnica, esa tensión que supone en un hospital disponer de un programa de trasplantes pero a la vez en las mejores condiciones", ha insistido el consejero, quien ha recordado que no es un problema presupuestario porque de hacerse fuera de la Comunidad el coste de la intervención sería mayor.

 

MEJORAR INVERSIONES

  

Por su parte, De Santiago-Juárez, ha abogado por seguir invirtiendo en la mejora de la unidad de cardiología del Clínico Universitario de Valladolid como ha hecho este mismo jueves la Junta con la aprobación en el Consejo de Gobierno de una partida por valor de 410.000 euros para la adquisición e instalación del material necesario para la modernización de una sala de hemodinámica del citado centro hospitalario, unas instalaciones que pertenecen al Servicio de Cardiología.

  

La previsión es adecuar la sala de manera que se asegure en todo momento la cobertura del total de las necesidades asistenciales que puedan plantear los pacientes en cumplimiento del objetivo marcado por la Gerencia Regional de Salud de garantizar que todas las áreas de salud de Castilla y León dispongan de un equipamiento clínico tecnológicamente avanzado.

  

Según ha recordado el portavoz, el Hospital Clínico Universitario de Valladolid dispone de dos salas de hemodinámica y la modernización de una de ellas, aprobada hoy, "es una medida que está incluida en el proyecto de reforma y ampliación en el que está sumido el centro hospitalario".

  

Las obras de mejora de la sala incluirán tanto la sustitución de todos los componentes necesarios para garantizar que el equipo de la misma se encuentra en "condiciones óptimas" de funcionamiento, "como todas las actuaciones necesarias para acondicionar el recinto a este nuevo equipamiento como, por ejemplo, reforzar el techo y las paredes".

  

Actualmente Castilla y León dispone de siete de estas salas de hemodinámica, unos servicios repartidos entre las diferentes provincias: una en Burgos, dos en León, dos en Salamanca y dos en Valladolid.

  

La hemodinámica es la parte de la práctica médica que se utiliza para analizar la dinámica de la sangre en el interior de las arterias, venas, vénulas, arteriolas y capilares. "De esta manera, permite conocer con exactitud el estado de los vasos sanguíneos de todo el cuerpo y la mecánica de funcionamiento del corazón", ha explicado el portavoz.

Noticias relacionadas