La Junta aprobará en las próximas semanas un plan de reducción de demora sanitaria con medidas estructurales

El consejero de Sanidad en las Cortes

El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, ha anunciado ue la Junta de Castilla y León aprobará en las próximas semanas un plan de reducción de las demoras sanitarias que ha englobado en cuatro bloques.

Así ha respondido el consejero a una pregunta de la parlamentaria de Podemos Isabel Muñoz Sánchez, que se ha interesado por las medidas concretas que va a poner en marcha la Consejería de Sanidad para reducir unas listas de espera que ha concretado en casos como un año y medio de espera para una primera consulta en oftalmología o de cinco días para acudir al médico de cabecera en Valladolid en lo que ha considerado una "derrota" del sistema.

Según ha avanzado el consejero, ese plan de reducción de las demoras extenderá el criterio de prioridad que existe ya en cirugía a toda la actividad sanitaria a lo que ha sumado una unidad de diagnóstico rápida, además de medidas de mejora de la información y de la transparencia.

Sáez Aguado ha rechazado algunos de los vaticinios de la procuradora de Podemos, como el incremento de las peonadas que, según ha admitido el titular de Sanidad no existen desde hace tres años porque él mismo decidió "cargárselas" y suprimirlas al cien por cien, a lo que ha sumado que la demora en Castilla y León siempre está por debajo de la media, una realidad que "no es un consuelo de tontos, es un hecho".

Del mismo modo, ha negado un futuro aumento de los conciertos para añadir que el gasto de los conciertos quirúrgicos ha caído un 47 por ciento en los últimos años.

El consejero, que ha tildado los augurios de Podemos de "fantasías", sí se ha mostrado partidario de poner orden ante algunas anomalías como la excesiva variabilidad en el número de operaciones para unas cataratas en las diferentes áreas de salud.

Por otro lado y a sendas preguntas de los procuradores socialistas Jesús Guerrero y José Ignacio Martín Benito, el consejero de Sanidad ha rechazado que la Junta vaya a disminuir plazas de médicos o de enfermeras en el área de salud de Palencia o en Zamora si bien ha reconocido problemas de captación médica para hacer sustituciones que ha situado en un problema de planificación en España.

En este sentido y en respuesta al procurador de Ciudadanos Manuel Mitadiel, el consejero de Sanidad ha cifrado en 3,1 millones de euros el gasto en sustituciones en el año 2015 -8,2 millones en 2014-- en lo que ha considerado un "esfuerzo importante" y que ha cifrado en 144.000 días.

Dicho esto, ha avanzado que su departamento está trabajando con las organizaciones sindicales en una nueva propuesta del modelo organización de los médicos de área a partir de los 982 profesionales para el refuerzo de los equipos. "Hay que discutir la mejor organización del modelo para que complementen las sustituciones", ha considerado mientras que Mitadiel ha abogado por un cambio en la actual política de recursos humanos con la que "vamos al desastre".

Sáez Aguado ha garantizado por último la apuesta de la Junta por el medio rural con consultorios en núcleos de hasta 2, 3 o 4 habitantes "como en ningún otro lugar de España", si bien ha vuelto a defender la decisión de compensar las menores consultas en el medio rural con un refuerzo de las urbanas.