La Junta apela a la responsabilidad de los propietarios de los cotos para recortar fechas si no hay piezas

El director general de Medio Natural, José Ángel Arranz

Durante la media veda se puede cazar codorniz, perdiz, tórtola común, paloma torcaz, urraca, corneja y zorro.

El director general de Medio Natural, José Ángel Arranz, ha apelado a la responsabilidad de los titulares de los cotos privados de caza para recortar fechas en el caso de que los animales que se podrán cazar durante la media veda (codorniz, perdiz, tórtola común, paloma torcaz, urraca, corneja y zorro) aún no sean adultos y no haya nada que capturar.

 

 Arranz ha recordado que la responsabilidad de la Junta pasa por realizar una programación regional y fijar así unas fechas para la caza menor que nadie puede saltarse. "Nadie puede empezar antes del 15 pero sí que se puede empezar después del 15", ha aclarado.

 

Dicho esto, ha apelado a la responsabilidad propia de los titulares de los cotos para, sobre los márgenes que marca la Administración, recortar las fechas hábiles para la caza. "Los titulares recortarán los días si no hay nada que cazar o estamos cazando ejemplares todavía no adultos", ha explicado el director general de Medio Natural, quien se ha mostrado convencido en este sentido de que los titulares serán "suficientemente responsables" para ajustarse a esas necesidades.

 

Para Arranz la media veda que se inicia este jueves para concluir el próximo 15 de septiembre se presenta como "una buena temporada" para la caza menor, si bien ha reconocido que en el caso concreto de la perdiz es posible que las lluvias, el granizo y las bajas temperaturas de la primavera hayan afectado a la pollada.

 

Según ha explicado la preparación de la media veda en 2013 se ha realizado de una forma "muy similar" a la planificación de años anteriores de modo que la temporada se abre este jueves con la caza de la codorniz mientras que se ha fijado el día 22 para la caza de la tórtola y de la paloma torcaz.

 

"La diferencia sobre el año pasado es que pensamos que el campo está en mejores condiciones", ha precisado José Ángel Arranz, para quien es "muy posible" que el número de codornices, de tórtolas y de perdices sea "algo mejor" que en la temporada pasada.

 

Otra de las novedades de la presente temporada de la media veda es la reducción en cinco animales del cupo o número máximo de codornices que se podrán cazar en una jornada, hasta un total de 30. "Entendemos que era una cuestión más de ética", ha explicado Arranz, quien ha reconocido que se trata además de una demanda de muchos sectores de cazadores que entienden que una percha de 30 codornices es bastante para una jornada "suficientemente satisfactoria" y que es preferible dejar más animales para otro día. Para el caso de la tórtola el cupo es de ocho aves.