La Junta anuncia que los alumnos de chino de la Escuela de Idiomas de Valladolid tendrán profesor este mismo mes

El curso tenía que haber dado comienzo en septiembre pero problemas en la contratación del docente han demorado el inicio. 

Los siete alumnos del curso primero de avanzado de chino que se imparte en la Escuela Oficial de Idiomas de Valladolid podrán finalmente comenzar a finales del presente mes de enero el séptimo curso, de un total de ocho, aunque con casi cuatro meses de retraso, debido hasta la fecha a los problemas surgidos con la contratación del profesor.

 

"Parece que hemos visto por fin la luz y en unos días, posiblemente a finales de mes, tendremos profesor, aunque habrá que tocar madera", ha anunciado el director general de Recursos Humanos de la Consejería de Educación, Jesús Hurtado, quien, en declaraciones a Europa Press, ha advertido de que para la contratación se ha tenido que recurrir a las lista de especialistas en chino de la Comunidad de Madrid.

 

Hurtado ha subrayado las dificultades que su departamento se está encontrando a la hora de contratar al profesor a causa de que la plaza es a tiempo parcial, en concreto diez horas a la semana y una remuneración de unos 1.000 euros brutos, y ello ha provocado que todos los interinos aspirantes hasta el momento hayan declinado finalmente hacerse cargo del puesto.

 

La situación ha generado un hondo malestar entre los siete alumnos que hace seis años empezaron a cursar chino en la Escuela Oficial de Idiomas de Valladolid y que, pese a haber abonado a mediados de septiembre los más de 70 euros de la matricula correspondiente, permanecen a la espera de comenzar el séptimo año y continuar con el aprendizaje de este idioma que les convertirá, al término de ocho cursos, en la primera promoción que sale del citado centro educativo.

 

Al respecto, Hurtado ha recordado que en septiembre la Junta elaboró una lista extraordinaria, compuesta por dieciocho aspirantes, pero tan sólo ocho cumplían todos los requisitos de titulación y cualificación pedagógica, seis de los cuales contaban ya con trabajo, aunque finalmente ninguno de ellos aceptó el puesto debido al carácer parcial del mismo y su reducida remuneración económica.

 

"HAY TRABAJO PERO NADIE LO QUIERE"

 

"Hay trabajo pero nadie lo quiere. La plaza es la que es, se han conjuntado poca gente en listas y un contrato a tiempo parcial que no puede imponerse al interino, ya que éste tiene la posibilidad de rechazarlo", ha resumido Hurtado.

 

Ante ello, y conforme a las posibilidades que abre la LOE, se abrió la lista a extranjeros especialistas en chino, sin la titulación o cualificación de los anteriores, y "curiosamente se presentaron tan sólo tres personas que cumplían las condiciones pero que, al igual que los otros, optaron por renunciar a la plaza", ha incidido el director general de Recursos Humanos de la Consejería de Educación.

 

Visto que ambas vías resultaban infructuosas, finalmente se ha acudido a las listas de especialistas en chino de otras comunidades autónomas y ha sido la de Madrid ha que ha aportado los datos de tres o cuatro posibles docentes, uno de los cuales ya ha notificado por teléfono su disposición a impartir las clases a los siete alumnos de Valladolid.

 

"Necesitamos ahora la autorización de la función pública, algo que es un trámite ordinario, y si el aspirante no renuncia a la plaza la contratación podría producirse en los próximos días", ha concluido Hurtado, con lo que el curso podría iniciarse a finales de este mismo mes.

 

INCUMPLIMIENTO DE LAS CONDICIONES PACTADAS

 

Sin embargo, algunos de los alumnos, tras conocer la inminente contratación del docente, han expresado su indignación tras advertir de la imposibilidad de comprimir en lo que queda de curso la materia no impartida hasta el momento y por el incumplimiento de las condiciones establecidas en la matrícula, en la que se estipulaba que las seis horas de clase semanales se impartirían los lunes, miércoles y jueves, de 19.30 a 21.00 horas.

 

"No es posible dar ahora en lo que queda toda la materia, salvo que sea un curso intensivo y tengamos clase de lunes a domingo, algo que no creo que sea lo mejor para asimilar además un idioma tan complejo", ha lamentado otro de los alumnos.