La jueza ordena destruir las bolsas de sangre y cierra la puerta al reconocimiento de más clientes de Eufemiano

Jesús Manzano ve denegada la indemnización que solicitó de 180.000 euros

La jueza de la Operación Puerto, Julia Patricia Santamaría, ha ordenado la destrucción de las más de 200 bolsas de sangre, plasma y concentrados de hematíes aprehendidas a Eufemiano Fuentes durante la Operación Puerto, lo que cierra la puerta a la posible identificación de nuevos clientes de la trama de dopaje del médico canario.


Sin embargo, la orden no se ejecutará hasta que la sentencia sea firme, momento que por el momento parece lejano debido a que las partes ya habían anunciado que pensaban recurrir la sentencia -anunciada este martes- ante la Audiencia Provincial de Madrid si no se ajustaba a sus intereses.

Se trata de una cuestión clave, ya que dichas muestras podrían desembocar en el reconocimiento de más clientes del médico canario, que se ofreció a revelar nombres durante el juicio, algo a lo que se negó la magistrada.

La Real Federación Española de Ciclismo (RFEC), la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), la Unión Ciclista Internacional (UCI) y el Comité Olímpico Italiano (CONI) habían solicitado durante el juicio la entrega de las muestras alícuotas de las bolsas de sangre, pero Santamaría consideró que "prevalecen las garantías del deportista y el respeto a sus derechos fundamentales amparados por la Constitución".

Por otra parte, la sentencia dice que "no ha lugar a la indemnización solicitada en concepto responsabilidad civil por la representación de Jesús Manzano Ruano". El exciclista era una de las partes de la acusación particular y había solicitado 180.000 euros por el supuesto dopaje cuando militó en el equipo Kelme.

La jueza también se negó a la petición del CONI, que había solicitado la entrega del material informático incautado a los acusados durante la Operación Puerto, en concreto a Eufemiano Fuentes, José Ignacio Labarta, José Luis Merino Batres, Manolo Saiz y el fallecido Alberto León.

Por contra, todo esos ordenadores, discos duros o lápices de memoria, así como teléfonos móviles, se entregarán a sus respectivos titulares, "debiendo procederse a la destrucción de todas las copias obtenidas en relación al volcado del material informático y discos duros, realizado en su día por el Juzgado instructor, lo que se verificará una vez la presente resolución alcance firmeza".

Además, Manolo Saiz, uno de los tres absueltos junto con Yolanda Fuentes y Vicente Belda, recuperará los 42.224 euros, 38.500 francos suizos y 310 dólares australianos que llevaba en su maletín cuando fue detenido en mayo de 2006.