La IX Marcha Ciclonudista vuelve este sábado a Valladolid

La Marcha Ciclonudista de Valladolid llega este año a su novena edición. TRIBUNA

La Asamblea Ciclista ha convocado a las seis de la tarde en la Plaza Mayor para hacer ver que “se sienten desnudos ante el tráfico” y “pedir justicia en las calles” entre bicis y coches.

Si este sábado a eso de las seis de la tarde pasa por la Plaza Mayor y ve a un hombre o a una mujer desnudos a lomos de su bicicleta, no se asuste. Aunque parezca sorprendente, es lo normal a estas alturas de año. ¿Por qué? Pues por que como en todos los meses de junio, la Asamblea Ciclista de Valladolid ha vuelto a convocar su habitual Marcha Ciclonudista, y ya van nueve.

 

De esta manera, a la nombrada hora volverán a reunirse en la céntrica Plaza decenas de ciclistas con su cuerpo como único ‘escudo’ para reivindicar una mayor consideración para este vehículo de dos ruedas en la ciudad. “Volveremos a recordar que nos sentimos desnudos ante el tráfico y reclamaremos justicia en las calles para un reparto más equitativo del espacio público”, aseguran en un comunicado desde la Asamblea Ciclista de Valladolid.

 

“Este año se ha aprobado la ordenanza de movilidad ciclista, lo cual es un primer paso hacia la normalización de su uso, pero aún así nos queda mucho por hacer para que el moverse en bicicleta por la ciudad sea algo seguro, natural y para todos y todas”. Por cierto que para esa hora están previstas algunas nubes en el cielo de la ciudad, pero sin posibilidad de lluvia, por lo que el particular desfile no debería tener mayores contratiempos.

 

EXIGENCIAS VARIAS

 

¿Y qué piden desde la Asamblea Ciclista? Varios puntos que les permitan sentirse más seguros a la hora de circular por las calles de Valladolid. “Pedimos justicia en las calles. Los coches nos imponen su ley: velocidad, prepotencia, humo, ruido y ocupación del espacio humano”, reza el nombrado comunicado. “Por eso al desplazarnos en bicicleta cada día por la ciudad convertimos nuestra movilidad en un cívico acto cotidiano de desobediencia”.

 

“La bicicleta es un medio de transporte perfectamente adecuado para los desplazamientos urbanos, es saludable, no contamina, no explota recursos ni aquí ni en otras partes del mundo, ocupa mucho menos espacio que un automóvil, no impone limitaciones por cuestión de edad o sexo y es completamente versátil”. Más claro, agua.

 

Y el epígrafe clave. ¿Por qué desnudos? “Porque nos sentimos desnudos ante el tráfico por la falta de respeto de los conductores y la desidia de los gobernantes. Porque desnudos resaltamos la fragilidad de nuestras carrocerías, nuestros propios cuerpos. Porque desnudos conseguimos por una vez que los conductores se fijen en nosotros. Porque mostramos nuestro cuerpo con naturalidad, rompiendo el pudor y los tabúes impuestos por la moda y los intereses corporativistas. Nos enfrentamos al tráfico urbano con nuestro cuerpo desnudo como la mejor forma de defender nuestra dignidad”.

 

Así que ya sabe, si este sábado se cruza con un atrevido ciclista desnudo por las calles de Valladolid, no se eche las manos a la cabeza. Tan solo está tratando de hacer ver sus derechos, de una forma, eso sí, bastante visible.