La intoxicación de Motauros se sitúa en una salsa y afecta al menos a veinte moteros

El puesto donde se produjo el foco de intoxicación, que elaboraba bocadillos de cerdo asado.

La organización reconoce el foco de la intoxicación y dispone de un teléfono de atención a los afectados. El puesto de comida, que vendió unos 1.500 bocadillos de cerdo asado al estilo kebab, era conocido en el ambiente motero tanto por su presencia en Tordesillas como antes en Pingüinos. 

Al menos veinte personas son las afectadas por la intoxicación en un puesto de comida de la concentración de Motauros, celebrada el pasado fin de semana en Tordesillas (Valladolid). El foco se centra en un espacio conocido y apreciado por los moteros que elabora bocadillos de cerdo asado, al estilo kebab, laminando la carne y añadiendo una salsa que, en muchos casos, lleva tabasco auque los ingredientes fundamentales son el propio jugo del cerdo, vino y cerveza. 

 

Según fuentes sanitarias, estos son los casos conocidos y coordinados conjuntamente con la organización de la concentración motera, aunque es probable que existan muchos más con cuadros menos intensos que no hayan precisado atención médica. Este puesto de comida lleva cinco años asistiendo a Motauros y también era habitual de las citas en Pingüinos. 

 

Según ha podido saber TRIBUNA VALLADOLID, el responsable de dicho puesto llegó a asar tres cerdos y vender casi 1.500 bocadillos. Los afectados comenzaron a sentir los primeros síntomas, generalmente fiebres altas, vómitos y diarrea, en la noche del viernes. 

 

La organización de Motauros ha escrito un comunicado en su página web en la que reconoce los casos de intoxicación y dispone de un teléfono para los afectados. En su escrito, asegura que todos los espacios de gastronomía del área de Valdegalindo superaron los controles de Sanidad exigidos.

 

 

"Respecto al problema del puesto de comida que afectó a varias personas, tenemos que comunicar que todos los puestos han pasado los controles sanitarios pertinentes, de los cuales hay informes favorables emitidos por la Junta de Castilla y León. Todos los puestos llevaban años con nosotros y acuden siempre a más concentraciones pero en esta ocasión se ha detectado en uno de los puestos que una de sus salas fue la responsable. Consultado esto con Sanidad, ellos creen que en alguna partida de una de las salsa, no en todas, estaría alguna bacteria, que es la que ha provocado todo esto. No exenta de responsabilidad por nuestra parte, facilitamos un teléfono para los afectados donde intentaremos ayudar en todo lo posible. El puesto en cuestión está igual de preocupado por el estado de salud de todos los afectados. El teléfono para los afectados es el 610 709 379.

 

Hasta la redacción de TRIBUNA VALLADOLID han llegado tanto testimonios como referencias de otros afectados. "A mi hijo le derivaron directamente desde el centro de salud de Pilarica al Hospital Clínico después de estar todo el sábado con vómitos continuos. Primero estuvo en la segunda planta y ahora está en la novena, donde tiene visitas restringidas y está con otro joven afectado", comenta la madre de uno de los moteros intoxicados. Hay más casos de otros participantes en la concentración de Tordesillas y que se encuentran ingresados en Plasencia y Málaga. "Son amigos de mi hijo y están mal", añade.

 

En efecto, según reconoce Motauros la mayoría de las personas que han sufrido esta intoxicación están localizadas en Valladolid, pero también hay casos en Torrevieja, Zamora, Salamanca, Valencia, Madrid o Móstoles. 

Noticias relacionadas

Documentos relacionados