La Interprofesional de la Patata podría mover un millón de euros al año en un sector donde la organización es la "clave"

Campo De Patatas Sin Recoger

La Interprofesional de la Patata podría mover un millón de euros al año en un sector donde la organización es la "clave" para garantizar su futuro, como ha avanzado la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente.

Para Clemente la patata es un sector "estratégico" en Castilla y León con un 40 por ciento de la producción nacional, un millón de toneladas al año, que necesita "organización", por lo que la Junta prevé aprobar el próximo jueves el Decreto en el que se regule esta Interprofesional, en la que estarán presentes productores, comerciantes y demás miembros de la cadena de producción.

La consejera ha insistido en la importancia de crear este órgano que ya existe en Francia, país líder en la producción de patata, con el fin de lograr una "voz única" que fije los "objetivos de calidad y producción" para evitar situaciones como la "mala" campaña de este año derivada de la sobreproducción. "La organización es clave para el futuro del sector", ha reseñado.

De este modo, Silvia Clemente ha detallado que la Organización Interprofesional de la Patata de Francia moviliza 5,5 millones de euros al año, tras lo que ha considerado que en Castilla y León se podría llegar al millón de euros para llevar a cabo acciones de promoción, control, calidad, inversión o investigación, entre otros.

Esta cuantía se podría alcanzar mediante una mínima aportación pública y las cuantías que abonarían los productores, como ocurre en el caso francés, según ha expuesto el presidente de la Interprofesional Francesa de la Patata, Patrick Trillon.

Así, la interprofesional de la patata será, como ha destacado la consejera, una "valiosa herramienta" para potenciar los mecanismos de estabilización del mercado en las distintas campañas de producción de este cultivo y permitirá "mejorar" aspectos como los que tienen que ver con el precio del producto para que estos se adapten mejor a los costes de producción.

Este órgano debe avanzar en un sistema organizativo de autorregulación de la producción de patata de la Comunidad que evite los "actuales problemas de precios por sobreproducción y desfase entre demanda y oferta". Como ha explicado Clemente la interprofesional de la patata será también el órgano de gestión y control de los contratos tipo entre los distintos agentes del sector.

De forma paralela a la creación de esta interprofesional la Junta trabaja en la creación de la Marca de Calidad de la patata con el fin de evitar la "banalización" de este producto que aparecerá catalogado como 'Patata de Castilla y León'.