La Ingeniería se plasma en imágenes en una exposición gestionada por la UVa

Primeros visitantes de la exposición. UVa.

Con motivo de los 25 años del concurso fotográfico de la EII, el edificio Rector Tejerina acogerá una exposición recopilatoria con las obras de los ganadores.

 

Hace un cuarto de siglo nació en la Escuela Politécnica de Valladolid una iniciativa que buscaba complementar la educación con la cultura, el arte, la historia y el progreso. Fue así como surgió el ‘Concurso Fotográfico EII’ que, junto con las Jornadas de las Ingenierías Industriales, se ha logrado mantener en el tiempo los últimos 25 años. Este éxito se debe a la implicación de numerosas personas; un equipo directivo dispuesto a mostrar la visión más joven y fresca de la ingeniería. Y es que son precisamente los jóvenes alumnos quienes participan en este concurso, plasmando de forma plástica lo que les inspira esta disciplina.

 

Para conmemorar estos 25 años de arte e ingeniería, el Rector de la Universidad, Daniel Miguel San José, ha inaugurado este miércoles una exposición que recopila las fotografías galardonadas a lo largo de las distintas ediciones. Con esta exposición no sólo se pretende mostrar la obra, sino acercar esa perspectiva joven y nueva al público, para romper el esquema de que la ingeniería se centra sólo en aspectos técnicos. “La ingeniería no está reñida con el arte”, nos comentaba la secretaria de alumnos Cristina Pérez, a lo que Maribel Vicente añadía “para muestra Da Vinci, artista e ingeniero a partes iguales”.

 

La UVa es una institución muy implicada con la cultura, y así lo ha querido compartir Jesús Urrea, director de MUVa, que asegura que su objetivo es dar a conocer las colecciones de arte que genere la Universidad. Por ello se encargan de promover que distintas exposiciones se lleven a cabo, desde a favor de la igualdad de género hasta esta, que supone para ellos una nueva perspectiva.

 

Para Jesús Pisado, director de la EII, el atractivo reside en que permite ponerse en los ojos del fotógrafo ingeniero, para captar algo tan subjetivo como su visión del mundo. Ese atractivo cobra especial relevancia en una ciudad tan industrial como Valladolid; en palabras de Pisado “la ingeniería ha pasado a formar parte de nuestro patrimonio”.

 

Todas las fotografías expuestas se han querido recopilar  en el libro ‘Ingeniería en imágenes’. Busca otorgarle todo el protagonismo a las fotos, y por ello se ha realizado con una maquetación simple y muy visual, siguiendo la fórmula de la editorial de la Uva que tanto éxito ha dado en otras ocasiones. En el proceso de edición se ha querido invertir en calidad gráfica para que se pueda apreciar mediante las fotos que tanto la ingeniería como el arte están en todas partes, sólo hay que buscar.