La Infanta Leonor se convertirá con casi 9 años en la princesa heredera más joven de Europa

El Rey, el Príncipe y Leonor

La Infanta Leonor de Borbón se convertirá, con casi nueve años de edad, en la princesa heredera más joven de toda Europa una vez que su padre sea coronado Rey en las próximas semanas tras la abdicación de su abuelo anunciada este lunes.

De edad parecida a la de Leonor son las princesas de Países Bajos y Bélgica, también recientemente herederas al trono de sus naciones tras la coronación de sus padres, ambos el año pasado, si bien la Infanta es la más joven.

Mientras que las herederas de Bélgica y Países Bajos, las princesas Isabel y Catalina Amalia, respectivamente, nacieron en los años 2001 y 2003, la Infanta Leonor lo hizo unos años después, el 31 de octubre de 2005.

Así pues, Leonor ocupará su puesto como primera en la línea de sucesión al trono no habiendo cumplido todavía los nueve años. Una vez que Don Felipe sea coronado Rey, ella será nombrada Princesa de Asturias, que es el título principal que ostentan los herederos a la Corona.

Según está establecido en el Título II de la Constitución, que regula la institución monárquica, "el Príncipe heredero, desde su nacimiento o desde que se produzca el hecho que origine el llamamiento, tendrá la dignidad de Príncipe de Asturias y los demás títulos vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona de España".

No será hasta su mayoría de edad cuando la todavía Infanta Leonor jure su cargo y la Constitución, tal y como hizo su padre el 30 de enero de 1986 ante las Cortes Generales. "El Príncipe heredero, al alcanzar la mayoría de edad, y el Regente o Regentes al hacerse cargo de sus funciones, prestarán el mismo juramento, así como el de fidelidad al Rey", establece la Constitución.