La Infanta Cristina continua con su vida cotidiana

Cristina de Borbón

La Infanta Cristina intenta mantener la sonrisa, al menos de puertas afuera.

Otra cosa es cómo esté llevando la situación jurídica que se abre paso y según la cual su marido Iñaki Urdangarín tiene muchas posibilidades de dar con sus huesos en la cárcel, ya que la Fiscalía Anticorrupción le pide 19 años y medio de prisión.

El pasado miércoles salía de su casa a primera hora de su casa en Ginebra. La Duquesa de Palma acude cada día a su trabajo mientras su marido se queda en casa.

El fiscal la exonera de responsabilidad penal, no así a su marido al que pide casi 20 años de cárcel. Sin embargo tendrá que pagar casi 600.000 euros como responsable "a título lucrativo".