La ilustración y cómic fusionan la vida y obra de Cervantes en su casa museo de Valladolid

El Museo Casa Cervantes de Valladolid acoge una exposición que fusiona la vida y obra Miguel de Cervantes resaltando los "paralelismos" entre ambas a través de ilustraciones y cómics.

CERVANTES Y EL BIZCOCHO

 

 Dentro de las escenas cotidianas de la vida de Miguel de Cervantes destacan hechos poco conocidos y curiosos como su faceta emprendedora, cuando abrió un negocio de bizcochos para su venta a la Armada que cerró al poco tiempo. Cabe destacar que ese bizcocho no se corresponde con el concepto actual de dulce, sino que se trataba de un pan especial para su consumo en alta mar debido a que su doble cocción --bis coctus, de ahí su nombre-- le permitía una mayor duración.

 

'El retablo de las maravillas', uno de los ocho entremeses que Cervantes escribió dentro de su producción como dramaturgo, es la obra elegida para comparar con la "interesante" vida del autor, la cual "muchas veces ha quedado eclipsada por la importancia de sus obras", según ha señalado la comisaria de la exposición, Leticia García Vilamea, en declaraciones recogidas por Europa Press.

 

Así, la muestra lleva por título 'Miguel EN Cervantes. El retablo de las maravillas', donde se explican aspectos de la sociedad, el amor, la educación, el dinero o la religión en el Siglo de Oro reflejados tanto en la vida del literato, de cuya muerte se cumplen 400 años en 2016, como del famoso entremés, para lo cual se apoya en los dibujos de los gallegos Miguelanxo Prado y David Rubín.

 

Rubín es el responsable, a través del cómic, de trasladar al público 'El retablo de las maravillas', obra en la que dos pícaros intentan aprovechar los prejuicios sociales de la época para estafar a todo un pueblo, una crítica social de Cervantes que en este caso se narra en paralelo y de forma contrapuesta a circunstancias y hechos puntuales de la vida del autor con los que se puede establecer alguna relación, mediante las ilustraciones de Prado.

 

Así, el estilo propio de tebeo que refleja Rubín en sus viñetas se enfrenta con el estilo clásico de las 36 ilustraciones de Miguelanxo Prado en una muestra producida por Acción Cultural Española, la Comunidad de Madrid y el Instituto Cervantes.

 

La muestra se organiza en tres apartados como son 'Miguel y su época', 'Miguel y su pasión por la escritura' y 'Miguel y su álter ego'. y podrá verse desde este martes y hasta el próximo 31 de julio, después de que se presentara por primera vez en el Museo Casa Natal de Cervantes en Alcalá de Henares (Madrid) y haya llegado a Valladolid tras pasar por Esquivias (Toledo), aunque también podrá verse en distintos puntos de la Comunidad de Madrid, durante el Festival de Teatro Clásico de Almagro (Ciudad Real) y durante el Salón del Cómic de La Coruña, así como, a través del Instituto Cervantes y la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (Aecid), en países de Latinoamérica como Colombia, Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua o México.