La Hullera Vasco-Leonesa achaca a una fuga de grisú el accidente

La Hullera Vasco-Leonesa, propietaria del Pozo Emilio del Valle de la localidad de Santa Lucía, perteneciente al municipio de Pola de Gordón ha atribuido a un "repentino escape" de grisú el origen de la deflagración que ha desencadenado el accidente.

Como consecuencia de lo ocurrido, las instalaciones han sido paralizadas y el resto de trabajadores se encuentran fuera de la mina, al tiempo que se realizan las investigaciones correspondientes para determinar con exactitud las causas del accidente, según un comunicado de la empresa recogido por Europa Press y en el que la propietaria del pozo aprovecha igualmente para transmitir sus sentimientos de condolencia a los familiares de los afectados.

El suceso se ha registrado sobre las 13.45 horas en el macizo número siete del referido pozo, con el resultado de seis fallecidos y cinco heridos. 


ERE Y PRECONCURSO DE ACREEDORES

Cabe recordar que la empresa minera presentó el pasado mes de febrero un expediente de regulación de empleo (ERE) por un plazo de seis meses que afectaba a 357 trabajadores. Asimismo, en el mes de julio la compañía comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el levantamiento de la situación preconcursal en la que se encontraba, después de haber superado las circunstancias que la provocaron.