La Hullera concluye que el accidente ocurrido en la mina de Pola de Gordón fue por "una emisión súbita de metano"

Seis mineros fallecieron en el accidente de la mina de Pola de Gordón

El suceso, ocurrido el pasado 28 de octubre, causó la muerte a seis mineros. El Servicio de Minas ya ha recibido el informe y cuando recabe el resto de información será la que de el dictamen definitivo. 

La Hullera Vasco-Leonesa, propietaria del Pozo Emilio del Valle ubicado en Pola de Gordón ha emitido un informe en el que concluye que la causa del accidente en el que el pasado 28 de octubre fallecieron seis mineros y otros cinco resultaron heridos fue "una emisión súbita de metano procedente de la cámara de surtiraje, o postaller" del Macizo 7.


El informe, elaborado por los técnicos de la compañía, añade que el alcance de esta emisión fue "imprevisible en su magnitud y consecuencias" y que en el momento del siniestro los trabajadores llevaban puesto el autorrescatador, pero que debido a la "rapidez del escape" no pudieron utilizarlo, han informado fuentes de la Hullera.

Este escape se produjo por "un fenómeno dinámico con expulsión de gas y carbón ocurrido en la superficie libre del límite del postaller del Macizo 7", han agregado las mismas fuentes.

En este sentido, el informe, que ya ha sido entregado a la Comisión de Seguridad que investiga el accidente (compuesta por la dirección de la empresa y los sindicatos), también recoge que en el taller donde ocurrió el accidente "se cumplían las condiciones de seguridad referentes a la normativa vigente en materia de seguridad".

Además de este documento, la Hullera Vasco-Leonesa ha encargado una auditoria externa al Laboratorio Oficial de Madariaga (Lom) para conseguir esclarecer las causas del siniestro.

Estos documentos serán entregados al Servicio de Minas, que es el encargado de investigar el suceso, y que será quien tras analizar los documentos aportados por todas las partes y las declaraciones de trabajadores y testigos del accidente elabore un informe definitivo.