Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La 'guerra' de las comisiones: Los cajeros automáticos españoles se dividen dos bandos

Sacar dinero de un cajero automático

La decisión de varios bancos de cobrar un recargo adicional de hasta dos euros a los no clientes por sacar dinero en sus cajeros continúa sembrando polémica. Tras el pacto 'anticomisión' los cajeros automáticos del país han quedado divididos en dos bandos.
 

Por un lado, Caixabank y Santander, que cuentan con la mayor red de cajeros y anunciaron que cobrarían dos euros de comisión a los que sacasen dinero sin ser clientes, en un pago que se sumaría al que ya se realiza a las entidades emisoras a esas tarjetas, y que ya repercute a sus usuarios. BBVA anunció en un principio que lo haría, aunque posteriormente ha cambiado de bando. 

 

Las entidades justifican su decisión en una estrategia de vinculación de sus clientes y en defensa de las inversiones destinadas a la instalación y mantenimiento de estas máquinas.

 

Sin embargo, a las quejas de usuarios y organizaciones de consumidores se han sumado las advertencias del Banco de España y el Ministerio de Economía, que ha llegado a afirmar que actuará si es necesario para eliminar el pago de esta doble comisión.

 

Al otro lado de la contienda se sitúan la red Euro 6000, Banco Sabadell y Bankia -y ahora también BBVA-, que mediante un pacto se han comprometido a no cobrar este recargo en el conjunto de sus cajeros, en una medida que beneficiaría hasta a diez millones de clientes.

 

CAJEROS DIVIDIDOS

 

La mayor red de cajeros automáticos de España la dispone Caixabank, con más de 9.500. Por su parte, BBVA y Santander cuentan con unos 5.000 terminales cada uno.

 

Todo esto cuando en España sacar dinero es una acción cotidiana que sumó más de 900.000 operaciones por un importe de más de 111.000 millones de euros en 2014. Los más afectados serán los clientes de ING Direct, ya que hasta el 98% de los reintegros se efectúan en cajeros distintos a la entidad, según Estudios Fintonic.

 

Tras ellos están los usuarios de Evo Banco, que se ha comprometido a devolver esta comisión si el importe retirado en el cajero supera los 120 euros. Ante esta situación, solo queda esperar la reacción de las entidades tras las advertencias del Ministerio de Economía, mientras los usuarios buscan la forma de evitar el pago de más comisiones.
 

Noticias relacionadas