La Guardia Civil, a la caza del vendedor del éxtasis líquido que intoxicó a varios jóvenes en Fabrik

La Guardia Civil busca al vendedor o vendedores del éxtasis líquido con el que se intoxicaron la madrugada del domingo varios jóvenes en la macrodiscoteca Fabrik, situada en Humanes.

Según las mismas fuentes, diez jóvenes resultaron afectados por la droga. Sin embargo, sólo cinco de ellos fueron trasladados por sus amigos al hospital de Fuenlabrada con síntomas de haber consumido esta sustancia psicotrópica y alcohol.

Dos de los hospitalizados entraron en Observación y fueron dados de alta poco después. Los otros tres ingresaron directamente la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con un coma etílico y posiblemente ingesta de otras drogas, cuyo contenido tendrán que determinar las analíticas practicadas.

Uno de ellos pidió el alta voluntaria la mañana del domingo y los otros dos fueron dados de alta por la tarde, han informado a Europa Press fuentes del centro médico.

El GHB o éxtasis líquido es un anestésico depresor que se presenta como un líquido incoloro, en ocasiones teñido, sin olor y más bien salado. Sus efectos en pequeñas dosis son relajación y desinhibición pero en más cantidad pueden darse mareos, náuseas, vómitos, visión borrosa o doble, descoordinación y somnolencia.

La combinación de esta droga con cualquier otro depresor del sistema nervioso central, como el alcohol, potencia los efectos de ambas sustancias dando lugar a casos de sedación y pérdida de conocimiento.