La gala inaugural de la Seminci 2015: una proclama en favor del cine y de la cultura

Verónica Forqué posa con la Espiga de Honor de Oro. A.MINGUEZA
Ver album

La actriz madrileña Verónica Forqué recibió en un abarrotado Teatro Calderón la Espiga de Honor de Oro de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, al igual que el director surcoreano Bong Joon-Ho.

La gala inaugural de la 59 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) se ha convertido en escenario para la reivindicación de la protección de la cultura y el cine como un "bien público" que, según los cineastas belgas Jean Pierre y Luc Dardenne,  pertenece "a todos y no a algunas castas de la sociedad".

  

La primera en poner voz a la reivindicación ha sido la actriz Belén Rueda, madrina este año de la 59 edición y que ha leído al público la carta del director del festival, Javier Angulo, quien frente a la idea "importada" de que la cultura es "para quien la pague", apostaba por su condición como "bien público" que los poderes deberían de garantizar.

  

Asimismo y tras considerar que la cultura es parte del Estado del Bienestar junto a la Educación y la Sanidad "para todos" y advertir de que éste está quebrado y desaparecerá sin cultura y sin cine, el director ha recordado que el séptimo arte ha permitido "entender mejor" los cambios acaecidos en las sociedades en las últimas décadas.

  

"El cine es un bien artístico a proteger y el reflejo de una manera de pensar y sentir", ha incidido Angulo en boca de Belén Rueda, quien también ha trasladado al público la "difícil situación" por la que atraviesa el cine español debido, ha precisado, a un "abusivo" IVA, entre otros, por lo que de nuevo ha pedido la mediación de los gobernantes para evitar su "hundimiento".

  

Prácticamente al final de la gala, a punto de dar paso a la proyección de 'Dos Días y una Noche', los cineastas Jean Pierre y Luc Dardenne han defendido, desde el escenario, esta misma postura. "Este festival es una manifestación cultural, un bien público que pertenece a todos y no a algunas castas de la sociedad", ha señalado Luc Dardenne antes de aplaudir el "carácter democrático" de la Seminci.

  

El director de 'Diplomatie', el oscarizado Volker Schlöndorff, ha aprovechado su presencia en Valladolid --resenta este domingo su último trabajo, que competirá por la Espiga de Oro-, para lamentar que "nadie vea películas" en un momento en el que la sociedad vive "inmersa en la imagen".

  

"Por eso son tan importantes los festivales: al menos, durante una noche, la gente se junta para ver una película", ha reconocido antes de apuntar que es un gesto que los directores agradecen y que, precisamente por ello, él ha cruzado el océano para estar en Valladolid.

 

TRES ESPIGAS DE HONOR

  

La de esta noche ha sido una gala cargada de reconocimientos porque, en la hora y media larga que ha durado, se ha hecho entrega de tres Espigas de Honor: la primera, al teatro Calderón con motivo de su 150 aniversario, cumpleaños que ha sido celebrado, a través de distintas grabaciones, por Lola Herrera, Concha Velasco, Emilio Gutiérrez Caba, teatro Corsario, Fernando Cayo, Sara Baras, Ángel Corella o Héctor Alterio, entre otros.

  

Para entregar la segunda Espiga, concedida al director surcoreano Bong Joon-Ho, autor de cintas como 'Crónica de un asesino en serie' (Memories of Murder, 2003), 'The Host' (2006), 'Mother' (2009) o 'Snowpiercer' (Rompenieves, 2013), han subido al escenario del Calderón Enrique López Lavigne, Paco Plaza y Carlos Vermut, admiradores del cineasta, de quien han destacado su condición de "voz única e irrepetible" que "ha cambiado el cine a nivel mundial".

  

Ya en el escenario Joon-Ho, quien integrará el Jurado Internacional de la 59 edición de la Seminci, ha agradecido el galardón y, tras recordar que ha firmado solo cinco largometrajes, ha reconocido que la Espiga será "algo muy positivo para el futuro".

  

La 59 edición, quizá la más generosa en entrega de galardones honoríficos (Imanol Arias se sumará la próxima semana a la lista junto a El Norte de Castilla, entre otros), ha acercado hasta Valladolid a Veronica Forqué, quien presentada por su compañero Jorge Sanz ha recogido su correspondiente Espiga mientras confesaba sentirse "reina por un día".

  

Por el escenario han pasado también los miembros del jurado Internacional a excepción de la actriz Alexandra Stewart -Ahmet Boyacioglu, programador de festivales y coordinador de Cine Internacional en el Festival de Adana; Laurence Kardish, conservador jefe del Departamento de Cine en el MOMA de Nueva York; el director y productor mexicano Eduardo Rossoff, y el realizador surcoreano Bong Joon Ho- y, en su nombre, la diseñadora de vestuario y ganadora de un Oscar Yvonne Blake se ha mostrado satisfecha del "banquete de buen cine" que tienen por delante en la próxima semana.

  

Por su parte la directora Julia Ivanova, ganadora del Segundo Premio de Tiempo de Historia en 2013 con 'High Five: A Suburban Adoption Saga', ha confesado que la documental es su "sección favorita" de la Seminci. "Los documentales nos hacen mejores personas", ha asegurado antes de invitar a los espectadores a disfrutar de este género.

  

La actriz y monologuista Ana Morgade, acompañada en determinados momentos por Melina Matthews, quien ha sustituido a Ledicia Sola, habitual en las galas y presentadora de la Sección Oficial del festival, ha puesto la nota de humor a una gala envuelta en Turquía -un grupo folclórico ha dado la salida al evento-, en música y en el recuerdo a las figuras del séptimo arte de todo el mundo desaparecidas en el último año.