La Fundación Municipal anuncia rebajas en diferentes actividades deportivas

Piscina municipal de Paquesol

La Fundación Municipal de Deportes de Valladolid ha aprobado la rebaja del precio de los cursos de natación para escolares en horario lectivo, los cursos trimestrales para bebés y niños, iniciación a esgrima, piragüismo y tiro con arco, así como el precio del autobús del Día Verde.

Los precios aprobados en el presente Consejo se refieren a:

 

Actividades acuáticas:

 

- Se reduce un 60,93 % el precio de los cursos de natación para escolares en horario lectivo.

 

- Se reduce entre el 8% y el 10% el precio de los cursos trimestrales para bebés y niños, a partir del 1 de enero de 2016.

 

- Se congela el resto de precios.

 

Día verde: Se reduce hasta el 3,84% el precio del autobús en los diferentes itinerarios naturales organizados por la Fundación.

 

Curso de iniciación a Esgrima, Piragüismo y Tiro con arco: Se reduce de un 5.88% hasta un 23,53%, el precio de los diferentes cursos.

La propuesta, presentada por el concejal de Deportes, Alberto Bustos, y aprobada por unanimidad los miembros del Consejo, supone un paso para acercar la práctica del deporte al mayor número de vallisoletanos posible.

 

Según señala el concejal, el Ayuntamiento de Valladolid “seguirá  promoviendo esta política de reducción de precios en las sucesivas actividades y cursos que se vayan debatiendo en el seno del Consejo Rector de la Fundación” y explorará fórmulas para establecer descuentos y bonificaciones que atiendan a diferentes realidades laborales y económicas de los potenciales participantes.

 

Bustos ha anunciado, durante la reunión que, conjuntamente con la Concejala de Educación, María Victoria Soto, ha solicitado una reunión con el Consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey.

 

En esta reunión, además de abordar diferentes aspectos del ámbito educativo, los concejales del Ayuntamiento pretender implicar a la Junta de Castilla y León en el fomento de la natación en horario escolar.

 

Desde el Ayuntamiento se entiende que, tras el esfuerzo municipal de rebajar el precio de la actividad en más del 60%, la Junta ha de responsabilizarsse de sus propias competencias y sumar esfuerzos para conseguir la gratuidad de esta actividad, que se desarrolla en horario escolar.