La Frikipedia echa el cierre y explica los motivos

Frikipedia

"Dicho queda. Sed felices, y que nos quiten lo bailao", esas son las palabras con las que Frikipedia marca el punto y final a lo que ha sido su despedida oficial después de más de diez años ofreciendo contenidos en su popular enciclopedia paródica.


 

Es así como los creadores del portal, que ya contaba con cerca de 11.230 artículos, han mostrado su descontento por no poder seguir luchando en un comunicado donde han explicado los motivos de su cierre.

 

El principal motivo lo centran en el numeroso número de amenazas, demandas y denuncias que han recibido y han argumentado la falta de tiempo y de recursos con los que hacerles frente.

 

Desde su primer y más sonado caso legal en 2006, que obligó a Frikipedia a clausurar hasta 2007 el sitio tras una denuncia de la SGAE, han explicado que no han dejado de recibir demandas hasta que el 1 de enero de 2016 tomaron la decisión de cerrar definitivamente el portal debido a las numerosas denuncias y juicios pendientes a los que no podían hacer frente económicamente.

 

Por otro lado, a los trabajadores de esta web se han encontrado con otro contratiempo, ya que el precio de los recursos empleados es similar a los beneficios por publicidad, lo que supone una bajada drástica del beneficio a la que no podían hacer frente por ellos mismos.

 

OTROS MOTIVOS

 

El portal ha sufrido alteraciones desde su lanzamiento que han provocado que la esencia de Frikipedia perdiera su concepto inicial. Por lo que sus responsables entiende que ha dejado de ser un espacio de expresión libre para convertirse en la mínima expresión de humor al verse sometido a numerosas limitaciones.

 

Esto ha provocado el descontento por parte de los emisores de no poder hacer libremente su trabajo por ser atacados de manera continua y solo poder proporcionar contenidos 'cogidos con pinzas' para que no exista réplica. Por eso, lo que podría ser una página de humor se ha convertido en una página que ha hecho historia y que ya no está disponible para los usuarios.

 

De modo que haciendo un ejercicio de autocrítica Frikipedia se despide reconociendo el descontento con muchas de sus decisiones y argumentando que podrían haber contado con una gestión mejorable, sobre todo de frente a la crisis. Pero la página deja claro que las intenciones fueron buenas y los fallos no han sido más que el producto de la inexperiencia.