La Fiscalía pide que se confirmen los 40 años de cárcel a Bretón y su abogada "justicia sin prejuicios"

Bárbara Royo, nueva abogada de Bretón

La abogada de Bretón, Bárbara Royo, ha pedido la anulación de la sentencia y ha pedido al tribunal que no se deje llevar por las que considera "presiones de los medios de comunicación".

La Fiscalía ha pedido al Tribunal Supremo que "confirme plenamente" la sentencia de la Audiencia Provincial de Córdoba y mantenga la condena de 40 años de cárcel que impuso a José Bretón por haber asesinado a sus dos hijos, Ruth y José, el 8 de octubre de 2011.

 

En la vista pública celebrada este martes en el alto tribunal, el fiscal, Fidel Cadenas, ha rechazado que el jurado haya basado su dictamen en "prejuicios" o que haya habido "juicios paralelos".

 

"Es una constatación de pruebas, el jurado no se basa en lo escrito en los medios de comunicación, no es expresión de prejuicio sino resultado de un juicio con pruebas", ha mantenido el representante del Ministerio Público. después de que la abogada de Bretón haya centrado parte de su intervención en la supuesta influencia que la imagen de "psicópata asesino" que los medios que crearon del acusado pudo tener en los miembros del jurado.

 

El fiscal ha mantenido que la actuación del condenado "rebosa dolo homicida", sea cual sea la hipótesis de la muerte, "hayan muerto por fármacos o quemados en la hoguera" y ha expuesto que es "evidente" que con esa actuación "se pretende matar".

 

Además, ha defendido la alevosía por la "absoluta indefensión" de los niños. Así las cosas, la Fiscalía ha reclamado la "confirmación plena" de la sentencia para que, obtenida la firmeza, se pueda inscribir la defunción de los niños y proceder a la inhumación de los restos.

 

Tras recalcar que se han seguido las pruebas y no "la teoría evanescente de los medios de comunicación", por lo que el veredicto está "extraordinariamente motivado", ha ido desmontando los motivos de recurso de la defensa argumentando, entre otros aspectos, que sí se ha respetado la cadena de custodia.

 

LA ABOGADA

 

Por su parte, la abogada de Bretón, Bárbara Royo, ha pedido la anulación de la sentencia y, tras criticar que la impugnación de la Fiscalía es "extemporánea", ha pedido al tribunal que pongan "un plus de coraje" y no se dejen llevar por las que considera "presiones de los medios de comunicación".

 

Así, ha mantenido que defiende "a un ciudadano cualquiera" --durante la vista no ha querido decir su nombre-- y ha reclamado "justicia sin prejuicios, sin presiones externas, sin nombre y apellidos". La defensa ha sido especialmente dura con la Fiscalía y también con el tribunal de jurado que juzgó a Bretón, que considera que ha estado influido por los medios de comunicación que durante meses "presentaron a Bretón como un psicópata asesino".

 

MANIPULACIÓN DE LA HOGUERA

 

En sus 14 motivos de recurso, la letrada ha defendido que los restos óseos no fueron "constitucionalmente" obtenidos porque "no hubo custodia" de la hoguera en la que se encontraron, que "fue manipulada y pisoteada" y ha recordado que hasta la acusación reconoció que "allí manipuló hasta el apuntador".

 

La defensa ha argumentado que el registro en el que se recogieron los restos óseos fue "ilegal y nulo de pleno derecho" porque no hubo permiso judicial, tuvo lugar en ausencia de Bretón y de la secretaria judicial; y ha alegado "ruptura activa de la cadena de custodia" ya que "la caja de los huesos pasó por innumerables manos, sin documentos de entrega y recepción de las muestras" y sin respeto a los protocolos.

 

Además, el recurso de la defensa, de más de 500 páginas, arremete contra la supuesta apertura de la caja de los huesos sin que se hubiera recibido ya la autorización judicial para ello y sin presencia de la secretaria judicial; mantiene que es "imposible" decir que se usara gasoil como acelerante de la hoguera porque el informe que así lo acredita es de un año después; o que se haya determinado que los niños tuvieron una muerte violenta homicida cuando ni los antropólogos ni los policías pudieron determinar cómo se produjo.

 

EL DUELO DE LA MADRE

 

Por último, María del Reposo Carrero, la abogada de la acusación particular ejercida por la madre de los niños ha rechazado el recurso de la defensa preguntando si está estaba queriendo decir "que los huesos se cambiaron o que alguien, premeditadamente, alteró la realidad".

 

La acusación ha señalado que Bretón ha tenido las mayores, "y también mejores, garantías" procesales, precisamente "por ser quien es" y ha dicho que era él y su defensa quienes "han ido a los medios de comunicación, no esta acusación o los jueces de instrucción".

 

Por último, la abogada ha recordado que los restos de los cuerpos de los niños "están metidos en una caja de cinc", tras haber pasado por otras cajas en juzgados y dependencias policiales, y ha expuesto que su madre "necesita hacer duelo de esta situación".

 

Además, en respuesta a la queja de Bretón por la supuestamente excesiva cuantía de la indemnización, ha concluido manteniendo que "si el dolor no se puede medir y su cuantificación es imposible, cuesta hasta trabajo hablar de indemnización".