Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

La Fiscalía pide cuatro años de cárcel al ex tesorero de una S.A. por una estafa de 478.000 euros

El lunes 26 empieza el juicio contra el encargado de las cuentas en Hicusa Packaging, una empresa de Tordesillas, acusado por un delito continuado de estafa.


 

La Fiscalía de Valladolid solicita una condena de cuatro años de prisión para el ex tesorero de la sociedad anónima Hicusa Packaging, con sede en Tordesillas, que será juzgado este lunes, 26 de septiembre, por la comisión de una presunta estafa por valor superior a los 478.000 euros.

 

La acusación pública, que califica los hechos como un delito continuado de estafa, solicita para M.R.B. la referida pena privativa de libertad y nueve meses de multa, mientras que la acusación particular interesa una condena de tres años y multa de doce meses.

 

En ambos casos, los acusadores piden que el procesado desembolse, en concepto de indemnización, un total de 478.148 euros, más los intereses legales correspondientes, en favor de Caixa Bank, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Los hechos objeto de la presente causa se circunscriben a los meses de octubre de 2008 y febrero de 2009, periodo en el que el acusado, en su condición de jefe del Departamento de Tesorería y Riesgo de Hicusa Packagin, S.A, empresa constituida en 1987 en Tordesillas y dedicada a la fabricación de envases y embalajes de plástico, decidió, sin conocimiento y consentimiento del resto de socios, ampliar el día 5 de junio de 2008 hasta el límite de 500.000 euros una póliza de cesión de créditos en soporte magnético que la mencionada mercantil había concertado por 250.000 euros el 11 de julio de 2006 con Caja de Ahorros Municipal de Burgos, hoy Caixa Bank.

 

Fue a partir de octubre de 2008 y hasta febrero de 2009 cuando habría empezado a descontar recibos ficticios utilizando para ello un sistema que tenía establecido la entidad bancaria de anticipo de deuda denominado Enlaz@, consiguiendo apoderarse, a través de una treintena de operaciones que no se ajustaban a la realidad, de un total de 478.143 euros.