Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

La Fiscalía pide cinco años de cárcel para el hijo de Ortega Cano por agredir y robar a un joven

Ortega Cano junto a su hijo. Foto: Europa Press

El Ministerio Público se opone a dejar en libertad tanto a José Fernando como a los otros tres jóvenes encarcelados por estos hechos.

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado cinco años de cárcel para el hijo del extorero José Ortega Cano, José Fernando Ortega Mohedano, quien ingresó en prisión provisional, comunicada y sin fianza el pasado 14 de noviembre por su implicación en la agresión y posterior robo a un joven junto a un club de alterne de Castilleja de la Cuesta (Sevilla), llamado 'El Rey 2000'.


En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público pide para José Fernando tres años y medio de prisión por un delito de robo con violencia; un año y seis meses por un delito de daños; el pago de una multa de 360 euros por una falta de lesiones, y el abono de 2.700 euros por un delito contra la seguridad vial, todo ello con la agravante de abuso de superioridad y la atenuante de reparación del daño por haber consignado 1.200 euros.

Respecto al resto de acusados, la Fiscalía de Sevilla solicita para Isaac F.C. cinco años y medio de prisión; tres años y medio para Francisco S.C. y Eloy R.T., y un año y seis meses para Iván N.B., todo ello en un escrito en el que interesa el archivo de la causa para un sexto joven que también fue imputado inicialmente.

Además, la fiscal solicita que el hijo del extorero y el resto de acusados indemnicen con 1.419,15 euros a la víctima por los objetos y el dinero sustraídos, y con 8.119 euros al padre del afectado por el valor del móvil y del vehículo igualmente sustraídos, según el escrito de acusación consultado por Europa Press.

La Fiscalía considera que los hechos tuvieron lugar sobre las 5,50 horas del 2 de noviembre de 2013 en el club de alterne 'El Rey 2000' de Castilleja de la Cuesta, cuando uno de los acusados tuvo un "incidente" con la víctima después de que ésta le derramara una bebida que estaba consumiendo, lo que motivó que ambos se enzarzaran en una discusión en la que Francisco S.C. le propinó un puñetazo en la sien.

En ese momento, llegaron José Fernando y otros dos imputados "en ayuda de su amigo", lo que hizo que el denunciante huyera del lugar y saliera corriendo a la calle, siendo perseguido mientras uno de los acusados le arrojaba una piedra que le alcanzó en la mano izquierda, dándole posteriormente alcance.

"QUITADLE EL MÓVIL, EL DINERO Y TODO LO QUE LLEVE"

Una vez le dieron alcance, cuatro de los acusados --todos menos Iván N.B., que no se encontraba en el club-- comenzaron a agredirle, situándose "en columna de a dos" y manteniéndolo en medio mientras le golpeaban y empujaban hasta que Francisco S.C. dijo 'quitadle el móvil, el dinero y todo lo que lleve', a lo que los demás imputados "asintieron".

Así, y "con ánimo de obtener ilícito beneficio", continuaron agrediendo a la víctima, que se hallaba tirada en el suelo, mientras que el hijo de Ortega Cano le registró los dos bolsillos del pantalón y le quitó dos teléfonos móviles --uno de ellos propiedad de su padre--, la cartera, 15 euros y un llavero con las llaves de su domicilio y de un coche marca Audi, propiedad igualmente de su padre y con el que había llegado al lugar.

Tras ello, José Fernando e Isaac F.C. utilizaron las llaves sustraídas para hacerse con el Audi del denunciante y abandonar el lugar, dice la Fiscalía, que añade que, el 5 de noviembre, el hijo de Ortega Cano condujo el vehículo sustraído, pese a carecer de licencia para ello, en compañía de otros dos acusados, dirigiéndose por la carretera A-5301, en el término municipal de Almadén de la Plata.

ROCIARON CON GASOLINA Y QUEMARON EL COCHE ROBADO

En un momento dado, "por exceso de velocidad e impericia del conductor", el coche se salió de la vía por su margen derecho y volcó, saliendo ilesos sus tres ocupantes, quienes, "con intención de evitar la recuperación" del vehículo por parte de su dueño, lo rociaron con gasolina que llevaban en un bidón previamente adquirida para repostar y prendieron fuego al vehículo, que quedó calcinado en el lugar.

En el escrito, la Fiscalía se opone a la petición de libertad planteada por el hijo de Ortega Cano y pide que tanto él como los otros tres acusados encarcelados permanezcan en prisión provisional.