La Fiscalía deja 'libre' a Messi pero pone cerco a su padre

El jugador se limitaba, siguiendo las consignas de su padre, a estampar su firma "a los efectos de conocimiento y ratificación" en muchos de los contratos de cesión de su imagen.

La Fiscalía ha pedido el sobreseimiento libre de la causa contra el futbolista del FC Barcelona Lionel Messi por un fraude fiscal de 4,1 millones de euros.

 

  

Sin embargo, ha pedido que continúe contra el padre del jugador, Jorge Horario Messi, como presunto responsable por inducción y cooperación necesaria.

 

Un informe del fiscal considera que el jugador carece de culpabilidad aunque cometió los hechos de los que se le acusa --fraude en la tributación de los derechos de sus derechos de imagen en la declaración del IRPF de 2007, 2008 y 2009--, ha informado la Fiscalía de Barcelona.

 

"Lionel A. Messi no intervenía en la toma de decisiones sobre la gestión y canalización de sus ingresos ni conocía realmente el alcance, la dimensión, finalidad y efectos del entramado societario", sostiene el escrito del fiscal recogido por Europa Press.

 

Según la Fiscalía, era su padre, como representante, quien controlaba sus derechos de imagen y tenía "pleno conocimiento de las consecuencias defraudatorias" con la Agencia Tributaria Española que conllevaba el entramado societario que utilizó con sedes en paraísos fiscales para simular la cesión de derechos a sociedades ubicadas en estos países.

 

El jugador se limitaba, siguiendo las consignas de su padre, a estampar su firma "a los efectos de conocimiento y ratificación" en muchos de los contratos de cesión de su imagen, pero la Fiscalía sostiene que no era consciente de la finalidad defraudatoria del entramado.

 

Recuerda la declaración de Messi como imputado en el Juzgado de Primera Instancia 3 de Gavà (Barcelona), donde relató, según la Fiscalía "de manera ciertamente creíble", que desconocía cómo se gestionaban y canalizaban los ingresos de la explotación de sus derechos de imagen y su tributación.

 

"LA PLATA LA MANEJA MI PAPÁ"

 

"La plata la maneja mi papá y yo confío en él", sostuvo entonces el jugador de manera gráfica y espontánea, mientras que su progenitor admitió ser él --con asesoramiento previo-- quien tomaba las decisiones en materia económica y su hijo se limitaba a seguir sus indicaciones.

 

El mecanismo defraudatorio lo puso en marcha cuando el jugador era menor de edad y continuó una vez que Messi cumplió los 18 años, pues el padre continuó tomando las decisiones en materia económica encaminadas a "esquivar la tributación" en España.

 

El fiscal hace referencia también a documentación aportada por la defensa del jugador, entre la que figura el certificado según el cual estudió hasta 4º de la ESO en el curso escolar 2003/2004.

 

Por todo ello, la Fiscalía pide a la juez que archive la causa contra el jugador y que siga el procedimiento contra su padre por delito en los tres ejercicios fiscales.