La final se le escapa en el último segundo al CB Valladolid (65-63)

El Club Baloncesto Valladolid abrió la competición de la Copa CyL en la semifinal ante el Autocid Ford Burgos con derrota por 65-63. Los de Porfi Fisac no supieron mantener la renta de diez puntos que consiguieron en el último cuarto, lo que fue aprovechado por el conjunto burgalés para dar la vuelta al marcador.

AUTOCID FORD (65): Lluis Costa (6), Anton Maresch(4) Jorge García (8), Miquel Feliu (8), Taylor Coppenrath (7) –equipo inicial- Michel Diouf (19), Sergio Olmos (1),  Albert Sàbat (9), José Bartolomé (-), Juan Ignacio Jasen (1) y Jeff Xabier (2).  
 

CB VALLADOLID (63): Mikel Uriz (12); Román Montáñez (11), Pape (2), Javi Lucas (16) y Hernández Sonseca (9) -equipo inicial- Iván Martínez (5), Stobart (2), Jonatan Arranz (0) Sergio de la Fuente (6),  Sergi Pino (0), Edmond Koyanouba (-), Daniel Astilleros (0) y Millán López (-).
 

Árbitros: Vicente Bultó y David Sánchez.
 

Parciales: 21-23 (primer cuarto); 14-13 (descanso, 35-36); 8-13 (tercer cuarto, 43-49); 22-14 (final, 65-63).

Partido correspondiente a la primera semifinal de la XIII Copa Castilla y León disputada en el Pabellón Marta Domínguez.

El CB Valladolid saltó al parquet del Pabellón Marta Domínguez con un quinteto inicial formado por Mikel Uriz, Román Montañez, Javi Lucas, Pape Abdoulaye y Eduardo Hernández-Sonseca. Los primeros puntos los logró el que actuaba de equipo local, el Autocid, al que enseguida empató el conjunto morado, en esta ocasión vestido de blanco, desde la línea de tiros libres gracias al acierto de Román Montañez (2-2). Sin embargo, los burgaleses se pusieron por encima con un triple de Jorge García (5-2) al que recortó distancias Javi Lucas con un tiro de dos (5-6).

 

El primer tiro exterior acertado para los vallisoletanos lo consiguió de nuevo Montañez, poniendo así a su equipo por encima en el electrónico (8-11). La igualdad inicial se rompió a favor de Valladolid, que se mantuvo arriba hasta los dos últimos minutos y medio, cuando el Autocid transformó un 2+1 (19-17). Poco después, Sergio de la Fuente se quedó solo ante la canasta y machacó el aro para empatar el choque (19-19). Además sacó dos tiros libres que cambiaron el devenir del encuentro (19-21) para los de Pisuerga. Miquel Feliu acercó a su equipo con una canasta sobre la bocina (21-23).

 

En el segundo cuarto disminuyó considerablemente la anotación por parte de ambos equipos. En los cinco primeros minutos del segundo cuarto el Burgos logró un parcial de 5-0. Fue a partir de ahí cuando Valladolid reaccionó. Uriz consiguió los dos primeros puntos para su equipo (27-25) gracias a su acierto en el tiro libre. A partir de ahí, la igualdad dominó el resto del cuarto sin que ninguno de los equipos que se enfrentaban fueran claro dominador. A falta de un minuto para el descanso, Montañez  adelantó a los suyos (32-33). Tras él, el ala-pívot Javi Lucas aumentó la renta hasta el (32-35), lo que obligó a Andreu Casadevall a solicitar tiempo muerto. En los últimos segundos, Sonseca acertó un tiro libre que permitió que el equipo pasara por vestuarios con el marcador a su favor (35-36).

 

Tras el descanso, Burgos comenzó más enchufado que Valladolid con un parcial de 4-0. El joven Pape fue el que abrió la lata para el conjunto dirigido por Porfi Fisac después de tres minutos de juego (39-38). Después de esa acción, los morados reaccionaron hasta ponerse por encima (41-42), gracias a los tiros libres transformados por De la Fuente mediado el segundo cuarto. Valladolid prosiguió en su camino de ganar ventaja y lo logró con una canasta de tres de Javi Lucas (43-47). Los burgaleses pidieron tiempo muerto a menos de 20 segundos del final, pero las órdenes de su técnico, Andreu Casadevall, no solo no tuvieron el efecto deseado, sino que además el periodo acabó con canasta de Iván Martínez para Valladolid (43-49).

 

Los últimos diez minutos no pudieron comenzar mejor para el CB Valladolid. El último fichaje, Micky Stobart, seguido del acierto de Sonseca, llevó a los de Pisuerga a obtener la mayor renta del partido hasta ese momento (43-53). Al festival anotador vallisoletano que se vivía en esos momentos, se sumó también Iván Martínez con un triple que puso el (48-56). Cuando mejor pintaba el choque para los de Fisac, Autocid apretó hasta reducir la ventaja morada a los tres puntos (53-56). Los azulones no bajaron el ritmo y consiguieron empatar, (56-56), a poco más de cuatro minutos para el final.

 

En ese momento, Porfi Fisac pidió tiempo muerto. Pero Burgos no estaba dispuesto a bajar el listón y su acierto les puso por encima (57-56). Los últimos minutos del partido estuvieron dominados por los nervios de Valladolid, que veía como la ventaja lograda anteriormente se le escapaba. Aún así, debido a ese carácter luchador que imprime Porfi a sus plantillas, los jugadores no bajaron los brazos.

 

Los momentos finales del encuentro fueron de auténtico infarto. Restaba menos de un minuto cuando Uriz puso a los vallisoletanos a un punto de su rival (63-62); poco después, el base igualó el encuentro a 63 puntos a veinte segundos del final. Pero Autocid no desaprovechó la última jugada y logró una canasta que les dio la victoria por (65-63) y el pase a la final de la Copa Castilla y León.