La FIFA rechaza el recurso del FC Barcelona que no podrá fichar hasta 2016

Joseph Blatter, presidente de la FIFA

La Comisión de Apelación de la FIFA ha rechazado Los recursos interpuestos por el FC Barcelona y la Real Federación Española de Fútbol y ha confirmado "en su integridad" las sanciones impuestas. Podrá hacer movimientos hasta el 31 de agosto. 

Así, el FC Barcelona deberá cumplir la prohibición de fichar e inscribir jugadores tanto a nivel nacional como internacional durante dos periodos de traspasos consecutivos completos a partir del próximo periodo de inscripciones (enero de 2015), con lo que no podrá fichar nuevos jugadores hasta el mercado invernal de 2016.

 

El Barça, que  viajó a la sede de la FIFA en Zúrich (Suiza) para una vista oral sobre el 'caso Masia' que se alargó durante cuatro horas, ha visto como el ente ha rechazado un solo día después sus apelaciones y mantiene la sanción económica de 450.000 francos suizos (370.000 euros) y, sobre todo, la imposibilidad de fichar jugadores en enero de 2015 y en verano del mismo año.

 

Con ello, al club blaugrana le quedan ahora estos diez días de mercado estival de 2014 para poder fichar nuevos jugadores, sea para el primer equipo, para el filial o para la Masia. La sanción no estará en liza hasta el próximo mercado invernal, después de obtener el Barça un "efecto suspensivo" por parte de la FIFA para poder fichar este verano, dado que necesitaban más tiempo para estudiar el caso.

 

Este verano, con este perdón temporal, la dirección deportiva ha movido ficha y se ha renovado la plantilla. Desde el cambio de entrenador, con la llegada de Luis Enrique en sustitución del 'Tata' Martino, hasta la llegada de los porteros Ter Stegen y Bravo, los defensas Mathieu y Vermaelen, el centrocampista Rakitic y la gran 'bomba' del delantero Luis Suárez --más Masip y Rafinha-- han cambiado la cara a un Barça que, ahora, o mueve ficha o no tendrá incorporación hasta enero de 2016.

 

Además, la FIFA concede un periodo de 90 días al FC Barcelona, a partir de este miércoles, para regularizar la situación referente a los futbolistas menores de edad cuyos fichajes propiciaron la investigación de este caso. De momento, no podrán jugar con el club blaugrana en partidos oficiales.

 

Por otra parte, se ha impuesto a la RFEF una multa de 500.000 francos suizos (413.000 euros) y se le ha concedido el plazo de un año para que modifique su marco regulador y el sistema de transferencia internacional de menores vigente.

Noticias relacionadas