La fiesta del rugby del VRAC y El Salvador en Zorrilla supera ya las 4.000 entradas vendidas

El estadio José Zorrilla ya se está preparando para la final vallisoletana del rugby. TRIBUNA

El Ayuntamiento confirma que las obras para las zapatas de los palos se realizarán el próximo lunes y martes, una vez jugado este domingo el Real Valladolid–Almería.

PUNTOS DE VENTA

 

PRECIO: 10 euros.

 

OFICINAS CASA DEL DEPORTE 

•             BAR LA CENTRAL

•             BAR AS DE COPAS 

•             CAFETERIA ALISSON 

•             DUBLIN BAY 

•             URBAN CAFÉ

•             JUSTO MUÑOZ

•             JUSTO MUÑOZ 

•             EQUALITY PERFUMES

Desde el miércoles a media mañana que salieron a la venta, algo más de 4.000 entradas. Ese es el ritmo que lleva lo que sin duda será la fiesta del rugby en Zorrilla el próximo 17 de abril, en lo que será un duelo fraticida entre VRAC y El Salvador en el que tendrá la vista puesta Valladolid. Y es que no es para menos. La ciudad parece estarse volcando, al menos eso es lo que puede apreciarse con la expedición de tickets, algo que el concejal de Deportes del Ayuntamiento, Alberto Bustos, ha querido valorar de manera positiva.

 

“Estamos realmente muy contentos, porque pensamos que el ritmo se puede incrementar en las próximas semanas. Es un evento de unas magnitudes importantes, posiblemente el más grande de rugby que se ha dado en España en los últimos años, y seguro que se va a conseguir”. Pero conseguir... ¿qué? ¿Hablamos de cifras de asistentes? “No, que se va a conseguir que sea el evento más grande de rugby”, ríe Bustos a modo de respuesta.

 

Y es que desde el Consistorio y desde los clubes no quieren mojarse ni dar números concretos, si bien no se cuenta con menos de 10.000 personas. De hecho, las primeras estimaciones, más o menos acertadas, hablarían de entre esa cifra y los 12.000. “Tampoco queremos dar cifras porque te vas a una cantidad y puede ser menos o más. Queremos demostrar simplemente que la afición es importante en Valladolid”.

 

Pero no solo en ciudad y provincia. También hay constancia de autobuses fletados desde Madrid, Sevilla y País Vasco, sin ir más lejos. En todo caso, el hecho de llevar la final a Zorrilla “es un acierto ya”. “No se había hablado tanto de rugby en España en muchísimos años de una final que no se había disputado”, explicó el concejal de Deportes.

 

PORTERÍAS POR PALOS

 

Por otra parte también se van dando pasos sobre la instalación de los palos que tendrán que estar a punto para primera hora del domingo, horas después de que haya terminado el Real Valladolid – Almería del sábado por la noche. El próximo lunes y martes la empresa adjudicataria se encargará de abrir los agujeros y rellenarlos de hormigón, esencial para el mismo domingo 17 de abril simplemente colocar los mencionados palos.

 

“Se trata de un sistema de bisagras que permitirá levantar a los palos una vez se coloquen”, confirmó a los medios el gerente de la Fundación Municipal de Deportes, Borja Lara. Unos trabajos que costarán “unos 7.200 euros más IVA”. Así las cosas, la final soñada por los seguidores del rugby sigue tomando forma.